comprocoches.us Blogs - lorena muñoz osorio
Bookmark and Share
Pages: 12 | Next >

Nuestra Ofrenda a Dios en la Misa

(Posted on Oct 4, 2016 at 05:39PM by Lorena)
Nuestra ofrenda a Dios en la Misa
Cuando vamos a la Misa, nosotros llevamos al altar nuestra vida entera, para ofrecerla con el vino y el pan.

Por: Pedro García, Misionero Claretiano | Fuente: Catholic.net 



¿Es cierto que el trabajo puede ser llevado al Altar como hostia personal nuestra?...

Todas las religiones han tenido siempre su centro en el altar. Todas han expresado el culto a Dios con el sacrificio. Las víctimas inmoladas --normalmente animales de uso doméstico--, eran la expresión del dominio de Dios sobre todas las criaturas.

El Cristianismo no es una excepción, y todo él converge en Jesucristo que se inmola en el altar de la Cruz.

Después, resucitado, el mismo Jesucristo --que en el Cielo está como víctima glorificada-- se hace presente en nuestros altares.

La Iglesia, entonces, no ofrece ni ofrecerá jamás otro sacrificio que el de Cristo, el que murió en el Calvario y el que ahora está a la derecha de Dios. Esto es el sacrificio de la Misa.

Pero, dirán algunos:

- Muy bien, ése es el sacrificio de Cristo. ¿Y el sacrificio personal mío, el que pueda ofrecer yo a Dios, dónde está?... Si Dios no acepta otro sacrificio que el de Jesús, ¿yo, qué puedo hacer?...

La pregunta es muy legítima. Y quién sabe si la respuesta a esta pregunta inquietante nos la dio, y muy acertada, aquel muchacho que trabajaba duro en el taller. El hierro era resistente, pero salía de la fragua, y del torno después, convertido en una pieza maestra, que, levantada a lo alto, le hacía exclamar al simpático obrero:
- ¡Qué hermoso es un eje bien hecho! Me parece que hay en él algo de Dios. Es un poco mi propia hostia.

¡Bien dicho! Cuando vamos a la Misa, no podemos ir con las manos vacías. Si no llevamos algo de la propia vida, algo que nos cueste, algo que signifique sacrificio, dolor, esfuerzo, lucha, deber..., asistiríamos --sólo asistiríamos-- al sacrificio de Cristo, pero no participaríamos en él.

Es decir, no tendríamos ninguna parte nuestra, porque no habríamos llevado nada nuestro para ofrecerlo a Dios. Para que sea sacrificio de Cristo y nuestro, hemos de aportar algo de la propia vida.

Cuando vamos a la Misa, nosotros llevamos al altar nuestra vida entera, para ofrecerla con el vino y el pan, que se convertirán en el Cuerpo y la Sangre de Cristo, en un solo sacrificio para gloria de Dios.

Allí está nuestra oración, hostia de alabanza, salida de labios limpios, nos dice la misma Biblia. ¡Qué sacrificio tan inocente y tan bello!...

Allí está nuestra pureza de vida, nuestros cuerpos que se ofrecen como sacrificio vivo, consagrado, agradable a Dios, como nos enseña San Pablo. ¡Bendita castidad la de los cristianos!...

Pero llevamos al altar, de modo especial, nuestro trabajo de cada día. En la Misa dominical, llevamos el de la semana entera. El trabajo que nos cansa, que nos rinde, que nos hace sudar, que nos aburre muchas veces. Ese trabajo es nuestra cruz, y es por eso también la gran aportación nuestra al sacrificio de Cristo.

Ese problema tan grave de nuestros días, la llamada cuestión social, se ha centrado siempre en la relación trabajo-capital. El capital mandaba, pues tenía todos los resortes en sus manos. Pero los obreros supieron salir por sus derechos, conculcados por los más fuertes. Se creó así una insostenible situación de injusticia y de violenta reacción. Al mantenerse firme el uno, y al verse desatendidas las legítimas reclamaciones de otros, ha venido tanta revolución, tanta guerra, tanta sangre.

Lo lamentable ha sido que en toda la cuestión social se ha tenido marginado a Dios. Los del capital, en la práctica de su religión, no ofrecían a Dios la hostia de su justicia, de su amor, de su caridad. Y los trabajadores, desdeñados, dejaron de mirarse en el Obrero de Nazaret, que nos descubrió a todos desde su taller dónde están los verdaderos valores de la vida.

El trabajo bien hecho --no el flojo y desganado del perezoso--, es una obra de Dios, al que prestamos nuestras manos para que Él siga realizando su tarea creadora.

El trabajo bien realizado por nosotros no se diferencia del de Jesús, el Carpintero de Nazaret, que decía de sí mismo:
- Yo trabajo, como trabaja siempre mi Padre.

Si nuestro trabajo es como el de Cristo, y el de Cristo como el del Padre, estemos seguros de que no podemos escoger para el altar una hostia propia nuestra, ni más agradable a Dios, como ese trabajo de cada día, hecho con la misma perfección del mismo Cristo y del mismo Dios....
Hebr. 13, 15. Rom. 12, 1. Jn. 5,17.
regístrate-aquí
Participa en Nuestras Redes Sociales

facebookgoogle-plus participa-foros

 


Sexo Seguro…? Y toma de decisión…

(Posted on Sep 27, 2016 at 12:19PM by Lorena)
Sexo Seguro…?  Y toma de decisión…
sexo-seguro
Fuente: Reflexión tomada del Programa Cara a Cara
Con Dra. Rosario Laris.


El Objetivo de la Sexualidad es expresar el amor Humano, y con esta primicia partimos para hacer la reflexión si existe el sexo seguro. Y la única conclusión a la que se llega es que tener sexo seguro, para el cuerpo, la mente, las emociones y el espíritu de una persona, sólo se da en casarse y ser fiel; no hay otro tipo de sexo seguro que nos quiere vender esta sociedad de consumo a través del uso de los preservativos, sexo casual y que el único objetivo es no infectarse de alguna enfermedad de transmisión sexual o no embarazarse. Esto es falso, al final quedan repercusiones psicológicas y emocionales, ya que tener una relación sexual no es cualquier cosa, es entregar mi cuerpo y por así decirlo “mi vida” a una persona.
Las políticas de salud pública de cada una de nuestros países hacen que el sexo sea banalizado y se centre sólo en el uso de preservativos y anticonceptivos, ya que así lo imponen organismos internacionales con sus donaciones como la ONU, Banco Mundial, la OMS etc; donde, generan presión para que el objetivo sea disminuir embarazos en adolescentes, ese es como el único objetivo cuando se habla de sexualidad, también hacen que se editen contenidos de textos o cartillas de forma gratuita que tengan esta visión de sexualidad, dejando por fuera la parte del amor de la persona, del aprender a esperar viéndolo como algo negativo, sino como algo positivo que le da valor al joven, el poder esperar por algo bueno, que es una relación  sexual.
Tenemos presión todo el tiempo con contenidos a nivel del gobierno, de la opinión pública, en los medios de comunicación para que los jóvenes desde la adolescencia tengan o puedan tener relaciones sexuales, pero acudan a usar preservativos o anticonceptivos e incluso de larga duración, por lo cual están buscando que usen parches o implantes en chicas desde los quince años el cual dura cinco años y todo esto para que no se embaracen; y esto es la única visión del gobierno que busca “que no se embaracen”, lo cual no debería ser así ya que las políticas de los gobiernos deben buscar el bien común y en el fondo que esas jóvenes no tengan relaciones sexuales en la adolescencia con nadie, permitiendo que las chicas puedan madurar, se puedan formar y puedan crecer, para que en un futuro tomen mejores decisiones, eso es un tema que nadie ve en torno a la sexualidad, ya que cuando se tiene relaciones sexuales en la adolescencia y aun en la juventud temprana se pierde la capacidad de elección. Porque la sexualidad es algo tan poderoso que sirve para unir a la persona con la cual se decide tener las relaciones sexuales, cuando se vive esa unión dentro del matrimonio es maravilloso porque se permite crecer en el amor, crecer en la fidelidad y en la entrega, pero, cuando se vive antes únicamente genera tipos de unión de posesión y/o se deja o termina la relación se sentirán tristes, con baja autoestima pensando que fue lo que no le gusto a ese chico o chica ya que “todo lo di”. Lo que empieza a generar problemas psicológicos en los y las adolescentes  que al final lastima esa capacidad de elección que todos tenemos y debemos madurar.

regístrate-aquí
Participa en Nuestras Redes Sociales

facebookgoogle-plus participa-foros

 

Libertad en las relaciones conyugales

(Posted on Sep 26, 2016 at 10:05AM by Lorena)
Libertad en las relaciones conyugales
libertad-conyugal
Fuente: Vida Amor y Familia. Tomo  3
Editores: Rezza


Las relaciones conyugales marcan la pauta de las demás relaciones familiares. Es difícil conseguir en la relación padres e hijos lo que se alcanza en la relación esposo-esposa. Los logros en esta relación, están hechos de detalles que facilitan la autonomía y la entrega del otro.
Cada cónyuge debe respetar cuanto favorezca el desarrollo de la libertad del otro; la entrega del otro en la relación conyugal, es más valiosa cuando procede de un ser más libre. La calidad de la convivencia de los cónyuges requiere actitudes de respeto, confianza, aceptación, comprensión, exigencia. Es necesario que la confianza y el respeto crezcan en la misma medida, sin que la confianza deteriore el respeto. Y lo mismo cabe decir del binomio comprensión-exigencia. Una comprensión que no exige en la medida de las posibilidades del otro no es comprensión. Y, por otra parte, la exigencia sin comprensión es inhumana.
Los detalles que favorecen la relación humana entre esposos son muchos y diversos en cada ocasión. Pueden comprender todos aquellos que permiten escuchar, cultivar el buen humor, ponerse de acuerdo, sugerir, saber olvidar, sorprender agradablemente, cultivar pasatiempos, detectar horas para compartir. 
regístrate-aquí
Participa en Nuestras Redes Sociales

facebook google-plus participa-foros




Educar en la Adolescencia

(Posted on Sep 14, 2016 at 12:24PM by Lorena)
Educar en la Adolescencia:
                        educar-adolescente
Fuente: Vida Amor y Familia. Tomo  3
Editores: Rezza

Esta época de transición representa para padres e hijos un cambio en los patrones de relación, ya que significa abandonar el periodo de la infancia para ingresar en la vida adulta. La interacción en la familia va a pasar por un periodo de prueba, en el que la confianza y la comunicación son recursos que necesitan fortalecerse, con el fin de hacer los ajustes necesarios que el joven requiere al vivir los cambios físicos, emocionales y cognoscitivos que están teniendo lugar en el cuerpo, en las relaciones con su entorno y en la identidad que debe fortalecer. Durante esta fase del desarrollo el joven se siente desorientado, inseguro, ya que tanto su apariencia como sus necesidades son nuevas; aún no sabe cómo integrarse al mundo adulto y va dejando con nostalgia la seguridad de su vida infantil, situación que se extiende a la relación con sus padres, los cuales representan también una fortaleza en la que se puede apoyar si sus relaciones han sido nutridas, durante cada etapa de crecimiento, en forma constante por las dos partes.
El adolescente necesita sentir que es aceptado por su familia en su nueva condición, con sus actitudes vacilantes e inseguras, con sus temores e impulsos, que se reflejan en las interacciones diarias. Los padres deben aprender a reconocer la necesidad de privacidad, de afirmación e independencia de su hijo adolescente, ya que éstas constituyen la base para crecer de manera íntegra y dar el paso al mundo adulto.
Así mismo, requieren desarrollar habilidades para acordar y negociar las diferencias; ser firmes y consistentes en cuanto a las normas o reglas que se manejan en casa y aunque éstas puedan ser negociadas en función de su nueva situación, una vez hecho el ajuste se debe exigir a los hijos un comportamiento responsable, acorde con el estilo de vida llevado en el hogar. El afecto, el dialogo y el respeto son elementos que facilitan el paso por esta etapa de desarrollo.
regístrate-aquí
Participa en Nuestras Redes Sociales:

facebookgoogle-plus participar-foros

 

Educación Familiar

(Posted on Aug 10, 2016 at 11:49AM by Lorena)
Educación Familiar
educación-familiar
Fuente: Vida Amor y Familia. Tomo  3
Editores: Rezza

 
Para ejercer adecuadamente esta tarea se debe tener un claro concepto acerca de la educación, de las finalidades y objetivos que se persiguen. Se han formulado innumerables conceptos, pero prácticamente ninguno logra abarcar, en toda su complejidad y extensión, el fenómeno educativo. Puede decirse que la educación es el proceso que tiende a dirigir a la persona hacia un estado de madurez que lo capacita para enfrentar conscientemente la realidad, y actuar en ella de manera eficiente y responsable, a fin de atender las necesidades y aspiraciones personales y colectivas.
Dos son los polos de la educación: el “individuo” y la “realidad”; esta última puede dividirse en la “sociedad y sus productos”, la “naturaleza y la Trascendencia”. La educación en la familia tiene que hacer del individuo su objetivo primordial, pues nada tendría significado si él no existiese como ser que siente, piensa y actúa.  Es claro, pues, que el individuo debe ser la razón de ser de todo el proceso educativo: pasan así los demás elementos, la sociedad y la naturaleza, a considerarse elementos esenciales, aunque más como “medios” y no como “fines en sí”. La educación debe tener como mira la formación del hombre consciente, eficiente, y responsable. El hombre que posea un nivel adecuado de conocimientos y que sepa actuar, sentirá un profundo respeto hacia todo lo que existe, principalmente hacia sus semejantes; por lo tanto, orientará su comportamiento según valores sociales y morales.  Pero eso no es todo; la educación, a partir de la convivencia familiar, tiene que procurar que el individuo perciba lo trascendente de la propia realidad, envuelta en incógnitas que van más allá de la realidad presente. Y estas dudas que rodean la existencia del individuo son las que deben dar al hombre una dimensión humana, de comprensión amor y respeto por sus semejantes, así como cierta discreción y modestia ante sus propias realizaciones. 
registrate-aquí
Participa en Nuestras Redes Sociales

facebookgoogle-plus participa-foros




La Vida, una novedad permanente

(Posted on Apr 9, 2016 at 11:05AM by Lorena)
Fuente: Valores, Civismo, Familia y Sociedad.
Editorial: Rezza

                       vida-novedad 
A pesar de que el don de la vida es reconocido como un valor y derecho fundamental, no se puede ignorar que también hoy por hoy, hay muchos seres a los que se les priva de ese derecho. Infortunadamente, hay que reconocer que la violencia en sus diversas formar ha ido menoscabando el respeto a la vida y a la dignidad de la persona humana. Ante esta realidad, la humanidad está frente al reto de devolverle a la vida su auténtico valor, y de enseñarlo a las generaciones que empiezan a dar sus primeros pasos en este maravilloso mundo, pues como bien afirma el famoso violonchelista Pablo Casals:
“Cada segundo que vivimos es un momento nuevo y único en el universo. Un momento que nunca volverá a ser. ¿Y qué enseñamos a nuestros hijos? Le enseñamos que dos más dos son cuatro y que París es la capital de Francia.
¿Cuándo les enseñaremos también lo que son? Ojalá les repitamos muchas veces “eres una Maravilla”. Eso es lo que eres un milagro; eres único. En los años que han pasado nunca ha habido otro niño como tú.
Eres especial por tu mente, por tu corazón, tus pies, tus ágiles dedos y el modo como caminas.”
Maneras de ver la vida:
Frente al valor de la laboriosidad se encuentran diferentes tipos de personas. “Las que saben sacar alegría de las diversas circunstancias que les suceden en la vida y las que siempre viven suspirando, llorando y lamentándose por todo.
Alguien puede estar al frente de una gran oficina y nadando en comodidades y honores y sin embargo vivir quejándose de todo.
Y a su lado alguien que únicamente gana un salario mínimo y no recibe honores, ni muestras especiales de respeto y sin embargo, vive con una sonrisa en los labios, con un brillo de alegría en los ojos, y feliz por lo que sucede a su alrededor. Todo depende del lente del optimismo o del pesimismo” (Sálesman, Eliecer. El despertador espiritual.)
Todo depende de la actitud que se toma frente a la vida, al trabajo, a la profesión o elección que se hace; pero lo más importante es ponerle amor a todo aquello que se realiza, pues el amor es lo que dignifica y da valor. Una persona laboriosa tiene una organización específica en su vida, sabe dar prioridades, ama su trabajo, distribuye bien su tiempo, procura hacer las cosas de la mejor manera posible, no rehúsa esfuerzos.
“El enemigo de la laboriosidad es el afán de moverse mucho, confundiendo este valor con el activismo. La laboriosidad lleva consigo el afán de aprovechar el tiempo, de concentrarse en el trabajo y de no abandonar las actividades a medio hacer”. (Unitolima, trabajad por valores).
regístrate-aquí
Participa en Nuestras Redes Sociales:

facebookgoogle-plus participa-foros

 

¡Cuantos años!

(Posted on Mar 24, 2016 at 11:35AM by Lorena)
Fuente: ISSN: 1657-2823
Editorial: San Pablo

cuantos-años
Imagen: rumors.blog.rai.it/2014/02/14/eppur-si-muove-galileo

En cierta ocasión alguien preguntó a Galileo Galilei: ¿Cuántos años tiene su señoría?  – Ocho o diez- repuso Galileo- en evidente contradicción con lo que testimoniaba su barba blanca. Y luego explicó: - tengo en efecto los años que me quedan de vida, porque los vividos no los tengo, como no se tienen las monedas que se han gastado.
Crecemos en sabiduría si valoramos el tiempo como Galileo. Decimos con asombro ¡cómo pasa el tiempo! Pero en realidad somos nosotros los que pasamos. Somos peregrinos y es bueno pensar en la meta que nos espera. La certeza que nuestro caminar terreno tiene un final es el mejor recurso para valorar más cada minuto.
¡Aprovechemos lo único que tenemos: el presente. Conviene disfrutar cada día como si fuera el último. El ayer ya se fue y el mañana no ha llegado!
Regístrate-aquí
Participa en Nuestras Redes Sociales:

facebookgoogle-plus participa-foros


El Arte de Escuchar

(Posted on Mar 17, 2016 at 12:27PM by Lorena)
Fuente: Valores, Civismo, Familia y Sociedad.
Editorial: Rezza

                                  participa-foros 
Uno de los elementos más valiosos que debe tener la comunicación es el saber escuchar. Hay tantas situaciones y circunstancias que mantienen ocupada la mente y la atención de los hombres de hoy, que les impide escuchar a los otros, inclusive escucharse a sí mismos. Muchas de las cosas que se piensan y se dicen no son tan necesarias, ni aportan mucho, pero se vive en una sociedad en la cual, como dice Mafalda “lo urgente no deja tiempo para lo importante”. Se ha mucho y se escucha poco, de ahí que a veces los resultados no sean los esperados, pues se ha descuidado algo fundamental: el saber escuchar.

Escucha…
Cuando te pido que me escuches y tú empiezas a darme consejos, no has hecho lo que te pedí.
Cuando te pido que me escuches y tú empiezas a decirme por qué yo no debería sentirme así, estás pisoteando mis sentimientos.
Cuando te pido que me escuches y tú sientes que debes hacer algo para resolver mis problemas, mes has fallad. Por muy extraño que te parezca.
Quizás esa sea la razón por la cual la plegaria no funciona para algunos. Porque Dios es mudo y Él no ofrece consejos, ni trata de arreglar las cosas. Él simplemente escucha y confía en que tú lo resolverás, solo por ti mismo.
Así que, por favor, sólo escúchame y préstame atención, y si tú quieres hablar, espera unos minutos a que llegue tu turno.
Y te prometo que yo escucharé. (Poema de autor anónimo, Traducido del inglés, Listening).
Regístrate- aquí
Participa en nuestras redes sociales:

facebook google-plus participa-foro



 

Deberes y derechos de las personas

(Posted on Mar 12, 2016 at 11:00AM by Lorena)
Fuente: Valores, Civismo, Familia y Sociedad.
Editorial: Rezza

                            deberes- derechos
Todo ser humano busca, a través de la convivencia con los demás, la realización personal. Por eso se comunica, establece relaciones, hace amigos, crea vínculos de fraternidad. El documento de Puebla recuerda que la realización de la persona se obtiene gracias al ejercicio de sus derechos fundamentales, eficazmente reconocidos, tutelados y promovidos. Las relaciones que el ser humano crea con los demás deben estar cimentadas en el reconocimiento de sus propios derechos y obligaciones, teniendo presente que sus derechos terminan donde comienzan los de los demás.
Qué son los derechos y los deberes
Antes de profundizar en los derechos humanos Universales - que le son reconocidos a todos los hombres en razón de su dignidad como miembros de la gran familia humana – es necesario recordar que son los derechos y deberes.
Derechos: se puede decir que ellos son como prerrogativas o privilegios de los cuales gozan los seres humanos. Según el diccionario Planeta, la voz derecho designa dos cosas diferentes:

1. Las normas de conducta que una sociedad le impone a sus miembros para garantizar el bien común, y cuya violación está sancionada.

2. La potestad que posee cualquier miembro de la sociedad de hacer tal o cual acto, de gozar de tal o cual cosa, de exigir de otros individuos y de la colectividad tal o cual prestación.

Deberes: Significa estar obligado a lo largo por la ley, norma o necesidad. Obligación moral que afecta a cada persona para obrar según los principios de la moral, la justicia o su propia conciencia.
Deber es toda regla moral de las acciones. Para algunos, el deber es una regla dictada por Dios a la conciencia de manera eterna, innata y universal, y que lleva obrar el bien.

En todos los tiempos y sistemas se ha admitido que las nociones de derecho y deber  necesariamente se enlazan entre sí. El deber es una “deuda” contraída con respeto  a un correspondiente derecho recibido o proclamado. Todo derecho crea un deber. Así por ejemplo, el derecho de la vida tiene el deber de valorarla, cuidarla y preservarla; el derecho a la libertad de opinión tiene el deber de la fidelidad a la verdad y la obligación de evitar aquello que degrada la dignidad de los demás.

Derechos fundamentales de la persona
Para un mejor conocimiento de los derechos fundamentales reconocidos y reafirmados por la ONU (Organización de las Naciones Unidas) el 10 de noviembre de 1948, se toma la presentación que de ellos hace el documento de Puebla en los numerales 1271 y siguientes, organizados en tres grupos así:
·         Derechos individuales:
Derecho de la vida: a nacer, a la procreación responsable; a la integridad Física y Psiquica, a la protección legal, a la libertad religiosa, a la libertad de opinión, a la participación en los bienes y servicios, a construir su propio destino, al acceso a la propiedad.
·         Derechos sociales:
Derecho a la educación, a la asociación, al trabajo, a la vivienda, a la salud, a la recreación, al desarrollo, al buen gobierno, a la libertad y a la justicia social, a la participación en las decisiones que conciernen al pueblo y ala naciones.
·         Derechos emergentes:
Derecho a la propia imagen, a la buena fama, a la privacidad, a la información y expresión objetiva, a los principios de su propia conciencia y a una visión propia del mundo.
 
Vistos los derechos de esta manera, es fundamental tener en cuenta siempre que los derechos personales tienen un límite en el derecho del otro y que están estrechamente ligados a los deberes. Si todos los seres humanos se hicieran plenamente conscientes de esta realidad, los pueblos y las naciones de la tierra alcanzarían un alto grado de HUMANIZACIÓN y progreso.
regístrate-aquí
Participa en Nuestras Redes Sociales:

facebookgoogle-plus participa-foros

 

Cómo cultivar hábitos positivos

(Posted on Mar 8, 2016 at 05:32PM by Lorena)
Fuente: Valores, Civismo, Familia y Sociedad.
Editorial: Rezza

cultivar-hábitos 
Es bien conocido por todos que así como las plantas necesitan del cultivo y cuidado para crecer, desarrollarse y dar frutos, también los seres humanos necesitan de una formación permanente a través de la cual van cultivando su espíritu y su vida hasta convertirse en personas de bien para la sociedad. La siguiente reflexión es una invitación a descubrir algunos medios que son herramientas valiosas para la formación de los hábitos positivos.
“Observando a tu alrededor ves que hay personas que saborean la vida y casi todo les sale bien, mientras que a otras casi todo les sale mal y difícilmente prosperan. ¿Crees tú que esto es fundamentalmente una cuestión de signo zodiacal? ¿O que es cuestión de mala suerte? Lo que sucede no es imputable (no depende) ni al fatalismo, ni al zodiaco, ni a la mala racha. Lo cierto es que hay pocas personas que consciente o inconscientemente siguen las leyes que preparan para tener éxito en la vida, y otras muchas que hacen todo lo que es contrario y sin querer se casan con lo que ellos llaman mala suerte” (Jaime Borrás)
Para ser más felices y tener éxito hay que tener un buen equilibrio físico, Psíquico, y espiritual permanente, pues esto da la vitalidad y la ilusión necesaria para recuperar la armonía; se asienta en cinco pilares básicos que debes conquistar y reforzar a lo largo de tu vida. Si lo logras tu vida cambiará. La angustia y el miedo dejarán paso al deseo de vivir, de amar, de compartir de dejar huella… Estos cinco pilares son:
1.       Las aficiones: concreta cuáles son tus aficiones y dales un lugar preferente en tu plan de vida equilibrada.
2.       Vida social: la mejor forma de adquirir la vida social es a través de una afición o un deporte, pues éstos exigen compañía. Estudia oratoria y relaciones humanas, metete en el mundo del teatro, la fotografía, la religión, la política y estarás en buen camino para entrar en contacto con la gente y enriquecer tu vida social.
3.       Salud – deporte: Dios nos ha dado a cada uno una maravilla de cuerpo y hemos de cuidarlo. Una de las mejores maneras de cuidarlo es practicando deportes y gimnasia.
4.       Trabajo: procura trabajar en lo que realmente te guste, y haz tu trabajo como si tuviera que ser expuesto al público, con pulcritud, con ilusión, dando más de lo que se te pida y haciendo siempre, “el kilómetro extra”.
5.       Vida familiar y espiritual: mantén en familia la ilusión de vivir, vive cada minuto en ella como si fuera el último. Si los planes, las ilusiones, la vida y la oración se comparten, no hay duda de que la familia crecerá feliz y unida.
Haz que en familia se planifiquen con ilusión los objetivos del porvenir de cada uno. Debes lograr transmitir a tus hijos esta gracia de ser sencillamente hombres y mujeres “todo terreno, ciudadanos del mundo”. (Jaime Borrás B).
“No seré yo quien con palabras supla mis actos, sino que serán mis actos los que expliquen mi conducta” (Luis Cabrera).
regístrate-aquí
Participa en Nuestras Redes Sociales:

facebookgoogle-plus participa-foros




 
Pages: 12 | Next >
Powered by OneBigBroadcast Community Content Marketing Platform (a WebStager company) Custom Creative Design by WebStager.com