comprocoches.us Blogs - Amistad Y Amor

View All Blog Posts

Bookmark and Share

La Separación y los Celos

(Posted on Dec 25, 2015 at 07:04AM by Lorena)
La Separación y los Celos
                                  separación-celos

Fuente: Enciclopedia de la Psicología. Vol 1 Cap. 5
Editorial: OCEANO.

 
Separarse es una de las situaciones de estrés más importantes a que debe enfrentarse algunas personas. Significa empezar de nuevo, pero con las limitaciones resultantes de la convivencia: los hijos, la costumbre de estar acompañado, la incomodidad del nuevo papel social, los cambios de situación económica… Todo  ello varía si es uno quien desea separarse (se supone que la separación comporta algunas ventajas, al menos es mejor que seguir casados), o si es el abandonado el que debe resignarse y a menudo sin comprender el porqué.
La mayoría de las parejas llega a la separación tras un largo periodo de infelicidad, de repetidos intentos de solución. Si se logra arribar a esta decisión final de mutuo acuerdo y ambos se desean lo mejor para el futuro, puede decirse que se trata de una separación satisfactoria, bien llevada, respetuosa. Pero lo cierto es que las separaciones violentas o traumáticas, con terceras personas, desgraciadamente son las más frecuentes.
Adaptarse a ser un separado es un proceso largo y costoso: un mínimo de un año, y una media de dos, es lo que Stefen Gullo cita como resultado de la observación realizada a ciertas parejas separadas en los Estados Unidos.  En este largo proceso de adaptación forzosa, uno debe comprender lo ocurrido e intentar integrarlo, mientras se esfuerza por recuperar su autoimagen y su autoestima.
En la separación se pasa por distintas etapas emocionales en las que parece que nuestra mente se centra de modo primordial en un hecho, subjetivo y magnificado. Existe una etapa de agresividad contra el otro, una etapa posterior en que se recuerda sólo lo bueno, otra en la que se es sumamente consciente de la soledad, otra en la que prima la obsesión por volver a tener una pareja… Y lo malo es que, a veces, las personas se quedan estancadas en una de esas etapas y no evolucionan. A menudo se cae en una depresión, síntoma de la falta de capacidad para adaptarse y superar la situación. A pesar del mal trago, la mayoría de separados vuelven al cabo de un tiempo a vivir con otra pareja.

Los Celos
Las dudas sobre el cariño o la fidelidad del otro son fuente frecuente de sufrimiento. Pero, para convertirse en celos patológicos, ese estado de duda y malestar debe ser intenso para que provoque la incapacidad de mantener una vida normal. El celoso teme ver la temida infidelidad en la simple mirada o en el gesto que su cónyuge dedica  a otra persona, tiende a interpretar mal pequeñeces y, a menudo, inicia interrogatorios y comprobaciones de las conductas de su pareja. En todo este proceso de detección de amenazas y de comprobación, el celoso lo pasa mal, pero también su pareja, que acaba perdiendo la espontaneidad y la naturalidad tras tanta vigilancia y recriminaciones, e intenta ser exageradamente discreta para evitar problemas. Aun así los problemas son difíciles de solucionar. Las pequeñas demostraciones de celos parecen gustar a casi todo el mundo, pues indica una atención de nuestra pareja, siempre y cuando se limite a ser expresados como alabanzas o recriminaciones que rayan en la cortesía. Más allá de este punto, son desagradables y atentan contra la libertad individual. Cuando el celoso no puede controlarse, y sus dudas le llevan a amenazar o agredir a su pareja, debe ponerse en manos de un médico.
regístrate-aquí
Participa en Nuestras Redes Sociales:
facebookgoogle-plus participa-foros


Powered by OneBigBroadcast Community Content Marketing Platform (a WebStager company) Custom Creative Design by WebStager.com