comprocoches.us Blogs - Amistad Y Amor

View All Blog Posts

Bookmark and Share

El paso del noviazgo a la convivencia

(Posted on Dec 21, 2015 at 08:46AM by Lorena)
El paso del noviazgo a la convivencia

                              noviazgo-convivencia
Fuente: Enciclopedia de la Psicología Tomo I Capitulo 5
Editorial: OCEANO

 
El estado de enamoramiento suele vivirse en la época del noviazgo, con todo lo que esta etapa comporta. Además de la falta de responsabilidades propias del noviazgo, el tiempo que se comparte es,  en su mayoría tiempo de ocio. En esta época el intercambio es altamente gratificante: los novios se proporcionan mutuamente mucha atención,  se hacen regalos,  se comunican, se dan cariño y se hacen promesas. De todo esto se desprende un alto nivel de expectativas sobre la posterior convivencia, fruto de los aspectos anteriores.
Sin embargo la intensidad del enamoramiento a menudo disminuye al iniciarse la convivencia, aunque suele conservarse un alto nivel de expectativas. En este paso decisivo en la vida de cada persona es fundamental el concepto que los miembros de la pareja tengan del amor: la idea de que el sentimiento lo supera todo suele ser perjudicial, especialmente si no va acompañada de una actitud positiva, activa y responsable, tendente a poner los medios prácticos para que así sea.
Vivimos en una sociedad que nos educa en ciertos conocimientos hasta niveles a veces exagerados y que, paralelamente, permiten que algo que hará el 95% de la población, como es vivir en pareja, se realice en forma intuitiva. Hay quienes han podido observar modelos de pareja muy válidos y estimulantes,  pero otros no han tenido tanta suerte. Es curioso que, con lo difícil que resulta hacerlo bien y lo poco preparados que vamos al matrimonio o a la convivencia, no haya aún más separaciones y divorcios.
Pero vamos a analizar qué caracteriza a las parejas satisfechas, las que consiguen pasar del enamoramiento al “amor” bien entendido y a las que, sin pasar por el enamoramiento, son capaces de vivir amorosamente.

¿Qué es el amor?
El amor de pareja es un sentimiento, un estado estable de satisfacción por permanecer con la persona elegida. Ese sentimiento guía los pensamientos y las conductas dentro de la relación. Una pareja estable, que se ama, experimenta en ciertas ocasiones emociones intensas hacia el otro (deseo entusiasmo, ilusión), pero lo habitual es que sienta confianza, admiración, armonía, orgullo y bienestar al pensar en el ser amado. También existen, lógicamente, sensaciones de duda, algunos enfados y algunos enfrentamientos, pero una pareja que se ama raramente llega a perder el respeto hacia el otro, y suele mantener determinadas normas de convivencia.
Existe parejas intensamente satisfechas de su relación, pero ese estado de felicidad puede durar lo que una noche de verano. Por el contrario todos conocemos parejas que llevan años de convivencia sin sentir más afecto por el otro que por un vecino. La satisfacción debe ser plena, y ese sentimiento debe permanecer estable a largo plazo para que se hable de “verdadero amor”.

Una conceptualización del amor: tres requisitos
Desde la perspectiva de la terapia de pareja, para que dos personas se consideren felices su relación debe reunir una serie de características. En realidad, son aquellas que, de manera más o menos conscientes, cada uno revisa al cabo de cierto tiempo, para valorar si  sigues sintiéndose satisfecho de la relación.
El primer requisito es mantener un equilibrio entre lo que se da y lo que se recibe. Así, ambos miembros se consideran atendidos y cómodos con un reparto equitativo y justo. En determinadas épocas alguno de los dos puede ver mermada su capacidad de dar, debido a problemas de salud, o de otro tipo; pero lo mismo puede ocurrir al otro en cualquier momento. Por tanto, aunque pueden existir periodos en que se rompa ese equilibrio, lo normal es mantenerlo a la larga. Que el intercambio de conductas entre la pareja sea primordialmente positivo es el segundo requisito. Sin duda, es indispensable que existan más cosas buenas que malas. Resulta difícil mantener una relación en que se soportan o aguanten más cosas de las que se disfrutan. El “coste” de permanecer dentro de la relación debe ser bajo hablando en términos económicos. El tercer requisito es que lo positivo que cada uno da al otro se adapte a sus gustos y necesidades personales. Tener aquellos detalles que significan estar atento a las ilusiones y a la personalidad del compañero es muy distinto a la actitud estereotipada de cumplir con los tópicos sociales de la pareja (regalos en las fechas señaladas, corbata para él, perfume para ella…) 
regístrate-aquí
Participa en Nuestras Redes sociales:

facebookgoogle-plus participa-foros

 
Powered by OneBigBroadcast Community Content Marketing Platform (a WebStager company) Custom Creative Design by WebStager.com