Hispanos Sin Fronteras Comunidad Social. Somos Totalmente Nueva, Gratis y Seguro!

Fika: cómo la pausa para el café es uno de los secretos de la productividad de Suecia

Tags:
Elizabeth HotsonBBC Capital

 
En-Suecia-es-obligatorio-tomar-café-y-comer-pasteles
Image copyright Getty/ 
Esas conversaciones terminan siendo el escenario donde florecen las ideas y la colaboración.

En Suecia es obligatorio tomar café y comer pasteles, en serio.

En muchas empresas se exige a todos los trabajadores, desde Malmo hasta Estocolmo, que tengan un tiempo determinado durante el día para sentarse y "hacer una fika".

La "fika", que se podría traducir del sueco como "beber café, comer dulces y hablar", es tanto una parte de la jornada laboral como enviar correos electrónicos o arreglar la impresora.

"Está profundamente integrada en nuestra cultura", dice Matts Johanson, fundador de Da Matteo, una cadena de cafés con base en Gotemburgo.

"La mayoría de los suecos hacen la fika varias veces al día, ya sea durante el fin de semana o a lo largo de la semana", cuenta.

"Se trata de pasar tiempo con la gente, comiendo deliciosos platos caseros y tomando estupendo café. Es el equivalente a ir al bar en otros países".

Muchas empresas suecas tienen descansos obligatorios para la "fika", en los que ofrecen bebidas calientes a sus empleados.

Pero, ¿es por todos estos descansos regulares por lo que la eficiencia laboral es mayor?

No hay un "índice de cafeína" como tal, pero los datos que publica la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD) sobre productividad pueden darnos algunas pistas.

 

Más que una pausa para el café, es un tiempo para compartir, conectar y relajarse con los colegas. Algunas de las mejores ideas y decisiones ocurren durante la 'fika"

Andreas Astrom, empresario
 

Esas estadísticas (de 2014), que contemplan 38 países, sitúan a Suecia en un respetable puesto 11.

Su país vecino y también amante del café, Noruega, es la segunda nación más productiva del mundo, por detrás de la campeona Luxemburgo, mientras que los infatigables Estados Unidos ocupan el cuarto lugar.

Francia, con sus prolongados almuerzos, es la séptima, con una gran ventaja sobre países como Japón (20) y Corea (30), ambos conocidos por sus largas jornadas laborales.

Hacia la globalización

Las pausas para tomar el café son tan importantes para los suecos, que incluso la marca por excelencia del país, Ikea, tiene un párrafo al respecto en su página web.

"Más que una pausa para el café, es un tiempo para compartir, conectar y relajarse con los colegas. Algunas de las mejores ideas y decisiones ocurren durante la 'fika'", dice.

Andreas Astrom, de la Cámara de Comercio de Estocolmo, está de acuerdo.

"El estilo de gestión sueco es diferente al de la mayoría de los demás países. Es horizontal y no muy jerárquico", dice.

"En las estructuras horizontales es importante escuchar a cada persona, y la naturaleza comunitaria de la fika promueve la conversación entre empleados y directivos", agrega.

Los-dulces-y-el-café-son-básicos-en-las-fika
Image copyright Thinkstock/ 
Los dulces y el café son básicos en las "fika".

"Es una buena manera de conocer el punto de vista de cada uno en cuanto a la gestión de la compañía".

Y, más recientemente, la tendencia se ha globalizado.

Hoy en día, un neoyorkino, londinense o habitante de Sídney próspero y ambicioso no sólo sale de la oficina para un café, sino que utiliza 15 minutos para hacer una fika.

No se trata de tomarse un café rápido, sino de programar pausas a lo largo del día.

Imperio empresarial

Lars Akerlund ha construido un gran imperio comercial en torno a la fika.

Se mudó a Nueva York desde Suecia en el año 2001, abriendo su primer café, "FIKA", cerca de Central Park en 2006.

Ahora tiene 17 cafeterías y está a punto de abrir otras dos.

Uno de los productos más populares del menú es el café con pastel casero, o el chocolate, que se presta a saborearlo lentamente, y no a devorarlo en un santiamén.

Pero, ¿qué fue lo que inspiró este próspero negocio?

"Me encantaba Nueva York, pero cuando vine a vivir aquí no podía encontrar ningún buen café fuera de las grandes cadenas", dice el empresario.

"La Costa Oeste de los Estados Unidos estaba plagada de fantásticos lugares para tomar un espresso, así que sabía que había potencial", señala.

"Vi una gran oportunidad de mercado y pensé que, si lo hacía bien, podría ser otro Richard Branson y convertirme en un multimillonario de la fika".

Londinenses-disfrutan-de-un-tradicional-picnic-fika
Image copyright Getty/ 
Londinenses disfrutan de un tradicional picnic "fika", en 2011.

Akerlund no sólo quería traer buen café a los neoyorkinos; quería darles una nueva visión sobre la vida.

"Con la fika, la idea es sentarte y disfrutar de tu café y de tu torta, aunque sea por 10 minutos", explica Akerlund.

"En Nueva York, todo era de comprar para llevar, pero pensé que si ofrecía algo realmente bueno podría cambiar la manera en la que la gente hacía las cosas y lograr que se detuvieran y se relajaran".

Se despertaba a las 4 de la mañana cada día para cocinar todo fresco.

El café provenía de una compañía tostadora de café de Brooklyn y el chocolate se hacía en el lugar.

¿Cómo reaccionaron los neoyorkinos?

"Al principio, algunos criticaron el precio. Estábamos cobrando US$2 por un café de filtro, cuando podían conseguirlo por US$1 en la puerta de al lado", dice Akerlund. "Así que les di una taza gratis, les gustó y volvieron".

Al menos en Manhattan, "FIKA" se ha convertido en una institución e incluso tiene su propia fábrica de chocolate, cuya salsa de caramelo salado ganó el oro en los Premios Internacionales de Cacao (ICA, por sus siglas en inglés), en 2014.

Tal vez, sin embargo, el mayor logro de Akerlund fue convencer a los ocupados neoyorkinos de tomar un respiro durante la jornada laboral, al estilo sueco.

Hasta en Australia

La "fika" también dejó huella en Australia.

Mientras el sol brilla en la preciosa arena de la playa de Manly Beach, Sídney, un pequeño rincón de Suecia se deja ver en la esquina.

La-tradición-de-la-fika-se-está-esparciendo-por-el-mundo
Image copyright Getty/ 
La tradición de la fika se está esparciendo por el mundo.

En 2013, "Fika Swedish Kitchen" abrió sus puertas a un perplejo público, tal y como explica su cofundadora, Diana Chirilas.

"Al principio, nuestros clientes eran principalmente expatriados suecos. Los australianos asomaban la cabeza y decían: ¿sueco?, ¿qué quiere decir sueco?", cuenta Chirilas.

"Algunos pensaban que éramos suizos y nos preguntaban por el chocolate", agrega.

"Pero las actitudes están cambiando", dice. "Lo escandinavo está de moda. Hay películas nórdicas y series de televisión, han abierto tiendas de diseño sueco y la gente tiene curiosidad", dice.

En Walthamstow, un suburbio de Londres, el café sueco "Bygga Bo" tomó la idea del "fika" y lo amplió para incorporar todo un estilo de vida.

"Bygga Bo significa 'construir un nido' y para mí fika significa acogedor, tranquilo y hogareño", dice Malin Hamilton, quien abrió la tienda con su esposo, James, en 2013.

"Comenzamos el negocio abriendo nuestra propia casa como una fika de paso con café y pasteles. Nos fue bien y decidimos dedicarnos a ello a tiempo completo".

"Ahora tenemos una tienda sobre estilo sueco donde hay un poco de todo, incluyendo cerámicas, velas y ropas, para que la gente pueda tener esa sensación de la fika cuando lo deseen".

Tradición Fika

Un fika tradicional consiste en siete tartas caseras. Pero, ¿ha muerto a de hoy esa tradición, en la cultura del tomar y llevar?

"Históricamente, era una especie de concurso para ver quién hacía el mejor", dice Johansson.

"Ahora no hacen falta tantos tipos, pero algunas personas todavía los hacen. En realidad depende de lo ambicioso que uno sea".

James, su marido, dice que también ha habido un cambio en las expectativas de los consumidores, pues la gente está cansada de productos de consumo y piden cosas elaboradas con más detalle.

"La fika encaja en esa mentalidad. Horneamos nuestros pasteles, los accesorios que vendemos son todos hechos a mano y la gente lo aprecia de verdad. Lo ven como algo aspiracional".


Cuáles son las 10 ciudades del mundo que más crecerán en la próxima década

Tags:
Marcelo JustoBBC Mundo
 
las-10-ciudades-del-mundo-que-más-crecerán
Image copyright AP/ 
Nueva York y Los Ángeles son las dos únicas ciudades de EE.UU. en los primeros 10 puestos de la lista.

Hace 100 años era imposible imaginar un mundo con más gente viviendo en centros urbanos que en el campo. Hubiera parecido de ciencia ficción. Sin embargo, hoy es una realidad.

La urbanización es una de las grandes tendencias históricas de la humanidad, acelerada con la revolución industrial del siglo XIX y disparada en los últimos 100 años.

No hay mejor símbolo de la universalidad de este proceso que China, sociedad campesina por excelencia que desde el último censo cuenta con más habitantes urbanos que rurales.

Según un estudio de la consultora Oxford Economics que compara 750 grandes ciudades del mundo que concentran el 57% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial, esta tendencia se profundizará en los próximos años.

Las-5-ciudades-que-más-crecerán-en-el-mundo

"Las grandes urbes son el motor del crecimiento económico, la innovación, la industria y los servicios, la demanda y la producción", indicó a BBC Mundo Richard Holt, director de Investigaciones de Ciudades Globales de Oxford Economics.

"Si hoy representan el 57% de la riqueza mundial, en 2030 representarán el 61% con un crecimiento contínuo de las grandes urbes."

Las razones del top 10

El estudio da sustento a tres tendencias que, según numerosos analistas, están cambiando las relaciones de poder a nivel global:

  • Rivalidad China-Estados Unidos por la hegemonía global
  • Desplazamiento del motor económico mundial de Occidente a Oriente
  • Creciente importancia del mundo en desarrollo en desmedro del mundo desarrollado
Londres-la-única-ciudad-europea-del-ranking
Image copyright Press Association/ 
Londres, la única ciudad europea del ranking.

En 2030, siete de las diez ciudades con mayor crecimiento económico serán chinas: Shanghái (2), Tianjín (3), Pekín (4), Guanzhou (6), Shenzhen (7), Chongqing (9) y Suzhou (10).

Todas ellas tendrán conjuntamente un PIB de casi US$4 billones, es decir, una tercera parte del actual PIB de Estados Unidos.

Nueva York (1) seguirá encabezando el ranking, mientras que Los Ángeles se posicionará en el puesto número 5. Por su parte, Europa estará representada porLondres (9).

Los siguientes 10 lugares del ranking serán una confirmación de las tres tendencias previamente mencionadas.

Entre dichas ciudades, solo Tokio, Washington, Chicago y Houston pertenecen al mundo desarrollado.

Por su parte, Yakarta (11), Sao Paulo (13), Estambul (18) y tres megaciudades chinas van a acaparar el resto de estos grandes polos del crecimiento económico global.

Si se extiende el análisis a las 50 ciudades más poderosas, 17 serán chinas. Esta cifra superará a toda Norteamérica y será cuatro veces más que Europa.

China y la urbanización

En el centro del crecimiento económico chino está el proceso de urbanización que más que duplicó en los últimos 25 años.

En la recesión mundial de 2008-2009, la inversión en infraestructura urbana fue una parte importante de los más de US$500 mil millones invertidos por China para reactivar su economía.

Este paquete de estímulo no fue una simple salida keynesiana a la crisis. Fue parte de una estrategia de largo aliento.

El-crecimiento-de-China

El crecimiento de China es producto de estrategias económicas sostenidas.

El llamado "Nuevo Plan de Urbanización Nacional 2014-2020" anunciado hace dos años por el gobierno chino supone una nueva megainversión de alrededor de US$7 billones. Esta cifra es aproximadamente la mitad del PIB de Estados Unidos.

La proyección es que un 70% de la población china (unas mil millones de personas) vivirá en ciudades en 2030 y la urbe promedio tendrá unos 13 millones de habitantes.

"Los procesos de urbanización implican una gigantesca inversión en servicios como transporte, electricidad, agua, salud y educación. Todo esto los convierte en un gran dinamizador de la economía, algo que muchas veces no se valora en toda su magnitud e importancia", explicó Holt a BBC Mundo.

El impacto económico y social

Este efecto dinamizador se ve al analizar el impacto conjunto de las 750 ciudades estudiadas por Oxford Economics.

En 2030 representarán el 35% de la población mundial, pero en términos económicos significarán un aumento del PIB de unos US$37 billones, o sea, alrededor del doble del PIB estadounidense.

El consumo se incrementará en unos US$18 billones con un mercado de unos 220 millones de hogares con ingresos medios y un número equivalente de ingresos altos.

América-Latina-Los-ciudades-que-más-crecerán

 

Unas 150 millones de personas tendrán más de 65 años, con el impacto que esto significará en el empleo y la actividad (mayor demanda de servicios sociales, por ejemplo).

La creciente presencia de las llamadas economías emergentes es otro rasgo saliente de esta explosión del consumo urbano.

En el consumo de autos, por ejemplo, Sao Paulo saltará del séptimo al cuarto lugar y Shanghái pasará de su actual puesto 42 a la séptima posición.

"Si bien está claro que las ciudades de los países emergentes darán un gran salto en términos de crecimiento, también es cierto que en términos de PIB per capita les falta mucho tiempo para alcanzar a los países desarrollados”, dijo Holt.

Un habitante de Pekín necesitará llegar a mediados de siglo para alcanzar el nivel de los países desarrollados.

En la India precisarán unos 50 años, mientras que en Lagos, Nigeria, los cálculos entran en el terreno de la ciencia ficción: 150 años.

América Latina

Con sus más de 20 millones de habitantes y su gigantesco peso específico en la producción industrial de Brasil, Sao Paulo es la única ciudad latinoamericana que figura entre las 50 más poderosas del planeta de acá a 2030.

No obstante, según la medición de Oxford Economics, las grandes urbes que más crecerán serán Lima y Monterrey.

"Lima representa la mitad de la economía peruana y un porcentaje aún mayor de su valor agregado", dijo Holt.

Lima-es-una-de-las-ciudades-que-más-crecerá-de-América-Latina
Evelyn Merino Reyna Buchanan/
Lima es una de las ciudades que más crecerá de América Latina

"Este crecimiento se sostendrá en el tiempo porque la economía peruana parece sintonizada para el crecimiento de la capital y se ha trabajado bien en términos de la infraestructura para sostener este crecimiento".

"No es lo que pasa, en cambio, con otras megaciudades como Sao Paulo y Ciudad de México, que tienen serios problemas de infraestructura", completó.

La infraestructura es uno de los grandes desafíos de estos crecimientos urbanos y requiere una política conjunta de vivienda, salud, educación y transporte que, con frecuencia, sobrepasa a las autoridades.

En el caso de las grandes urbes latinoamericanas y, en especial, de sus capitales, se enfrenta otro gran reto: la llamada macrocefalia geopolítica, es decir, la concentración del poder político, económico y administrativo en la capital.

Holt afirmó: "Esto suele producir distorsiones muy fuertes en el funcionamiento de una sociedad que van desde las burbujas inmobiliarias hasta la congestión".


Qué son los “cisnes negros”, los otros peligros que amenazan la economía mundial

Tags:
Marcelo Justo
BBC Mundo
 
cisne negro es un evento inesperado que trastorna las predicciones de la economia
Image copyright/
Los expertos llaman "cisne negro" a un evento inesperado que trastorna las predicciones.

Con frecuencia la historia se presenta como un encadenamiento de inevitables eventos.

Pero la realidad es que desde el surgimiento del cristianismo hasta la disolución de la Unión Soviética o desde la Revolución Francesa hasta la irrupción de Internet, nadie predijo los grandes cambios de la humanidad que, una vez ocurridos, todos explican con docta suficiencia.

El financista-filósofo libanés-estadounidense Nassim Nicolas Taleb ha usado esta paradoja para cuestionar los análisis económicos con los que se predice lo que va a suceder y se explica lo que ocurrió.

Lo bautizó como la teoría del "cisne negro" porque en el siglo XVII el descubrimiento de cisnes de ese color en Australia revolucionó la clasificación zoológica europea que se basaba en la idea de que todo cisne era, por definición, blanco.

Los análisis de año nuevo –incluído el de este cronista– se han concentrado en esos "cisnes blancos" de la economía mundial: el previsible riesgo de una crisis en China o el riesgo de un aumento de la tasa de interés en EE.UU.

Pero la consultora y agencia informativa internacional Bloomberg realizó una encuesta con 119 analistas económicos para identificar este tipo de riesgos que no figuran en el radar y que podrían tener un potencial devastador en la alicaída economía mundial.

En base a este trabajo BBC Mundo identificó seis "cisnes negros" que podrían dar al traste con todas las expectativas económicas de 2016.

1. Atentado de Estado Islámico contra instalaciones petroleras

Imaginen un escenario en que los oleoductos más importantes de Irak son destruídos por el autodenominado Estado Islámico.

Un atentado de Estado Islámico contra instalaciones petroleras sería desastroso
Image copyright Reuters
Un atentado de Estado Islámico contra instalaciones petroleras sería desastroso, según los expertos.

En ese escenario supuesto, el mundo pierde unos 3 millones y medio de barriles diarios. El impacto se extiende a otras zonas de Medio Oriente por esta demostración de fuerza de los jihadistas.

Un poco más de la cuarta parte de los encuestados por Bloomberg eligieron este escenario como el cisne negro más probable.

En tales condiciones el precio del petróleo trepa en cuestión de días o semanas hasta los US$100 el barril.

Mario Manna, de la consultora internacional Nightberg, participante en la evaluación de Bloomberg, indicó a BBC Mundo que este escenario tendría un impacto muy fuerte sobre la frágil economía global.

"La economía mundial no está en condiciones de absorber un precio de US$100 el barril. Sería añadir un fuerte impuesto al consumo justo en momentos en que el comercio internacional atraviesa su peor situación desde 2008", señaló Manna.

2. Salida de Reino Unido de la Unión Europea

Reino Unido tiene hasta fines de 2017 para convocar el referendo sobre su permanencia en la Unión Europea, pero todo parece indicar que el gobierno de David Cameron hará la consulta este año, en junio o en el otoño europeo.

Reino Unido podría tener un referendo en 2016 sobre su salida de la Unión Europea 
Reino Unido podría tener un referendo en 2016 sobre su salida de la Unión Europea.

Las encuestas predicen una victoria más o menos ajustada a favor de la permamencia del Reino Unido en la UE, pero ¿qué pasaría si el resultado es el contrario?

Se trata de la segunda economía europea en una unión de 28 miembros que está atravesando una profunda crisis económica y política, agravada por el tema inmigratorio y los problemas internos del euro.

Este escenario fue el segundo más temido.

"No decimos que vaya a desintegrarse la Unión Europea, pero sí que va a haber un cambio de la dinámica interna y que se incrementará el riesgo de que otros adopten el mismo camino. Todo esto tiene un indudable efecto desestabilizador", señaló Manna.

3. Ciberataques contra el sistema financiero

Las nuevas tecnologías son hoy esenciales para el funcionamiento del estado y la economía.

Un ciberataque podría causar grandes estragos
Image copyright Thinkstock
Un ciberataque podría causar grandes estragos.

¿Puede este sistema sobrevivir un ataque informático?

Este escenario contó con un nada despreciable 10% de probabilidad en la encuesta de Bloomberg.

"La bolsa de comercio, las cuentas bancarias, las plantas energéticas podrían ser blancos de ataques de fuerte impacto", indicó a BBC Mundo Mario Manna.

4. Crisis en el sector financiero-especulativo

Nadie predijo un estallido financiero como el de 2008 aunque algunas voces aisladas expresaron su preocupación por el exceso de riesgo financiero en una economía global demasiado parecida a un casino.

Casi nadie vaticinó el colapso financiero de 2008
Image copyright getty
Casi nadie vaticinó el colapso financiero de 2008.

Desde entonces ha habido una mayor atención al sector financiero-especulativo pero, a pesar de algunos tímidos intentos de transparencia y regulación, la "banca en la sombra" sigue creciendo y los paraísos fiscales florecen como nunca.

"El mercado de crédito corporativo es un área de extrema debilidad hoy. Es muy posible que haya un aumento de la cesación de pagos en el sector. No vemos una crisis al estilo de la de 2008, pero probablemente esta es la variante más peligrosa de estos escenarios", indicó a BBC Mundo Manna.

5. Cambios en la política internacional

Este año hay elecciones presidenciales en Estados Unidos y muchos asumen que Hillary Clinton será la candidata de los Demócratas mientras que entre los republicanos la contienda viene más ceñida y confusa pero, a pesar de su impacto mediático, pocos apuestan por Donald Trump.

¿Qué pasa si todos estos pronósticos son erróneos y Donald Trump termina como presidente? O, más improbable aún, ¿y si los estadounidenses se inclinan por el socialista del Partido Demócrata, Bernie Sanders?

Y si Angela Merkel pierde el poder
Image copyright EPA
¿Y si Angela Merkel pierde el poder?

Otro escenario de gran impacto: una caída de la canciller alemana Angela Merkel.

"Esta dinámica política será más importante a medida que pase el año. Veremos qué impacto tiene porque siempre hay nuevos desarrollos como se vio ahora con los ataques en Colonia que han generado una fuerte presión sobre Merkel y su política hacia los refugiados", señala Manna.

6. Desastres climáticos y epidemias

Bien mirados estos cinco escenarios previos encajan dentro de la lógica de lo previsible: futuros que se pueden imaginar a partir del presente.

desastres climáticos son los menos predecibles de los cisnes negros
Image copyright Getty
Tal vez los desastres climáticos son los menos predecibles de los "cisnes negros",

Para ser realmente negro el cisne debe resultar verdaderamente imprevisible.

Los desastres climáticos y las epidemias son algunas de las variantes que, en caso de suceder, pueden hacer desbarrancar una economía global en equilibrio precario.

"Es lo más difícil de prever. Entendemos más fenómenos asociados a la interacción humana que los que dependen de la naturaleza. Uno puede decir, sin embargo, que fenómenos como el Ebola surgen repentinamente, pero suelen tener un efecto localizado. Sin embargo, la realidad es que siempre es posible que un fenómeno de esta naturaleza cruce fronteras", indicó Manna.


Los 5 países que pueden hacer despegar (o hundir) la economía global en 2016

Tags:
Marcelo JustoBBC Mundo
 
La bolsa china empezó el año desplomándose
Image copyrightGetty/
La bolsa china empezó el año desplomándose.

El panorama para la economía global 2016 no es optimista.

El año comenzó con los peores nubarrones del 2015: caída bursátil china, impacto en las bolsas del mundo y hasta desaceleración de EE.UU., como la guinda al postre.

No sorprende entonces que, en su último informe, el Fondo Monetario Internacional (FMI) volviera a revisar a la baja sus propias proyecciones de crecimiento de la economía mundial: de 3,4% a 3,3%.

Con este panorama de fondo, BBC Mundo identificó cinco países que podrían ser clave para que la economía salga del estancamiento o se sumerja lentamente en una desaceleración sin retorno.

En ese grupo se encuentran Estados Unidos, China, Alemania, Japón y Corea del Sur.

1. Estados Unidos

El viejo adagio decía que si Estados Unidos estornudaba, el mundo se resfriaba.

Estados Unidos: economía clave

  • 2% Crecimiento estimado en 2015

  • 4,5% Déficit fiscal como porcentaje del PIB

  • 111% Deuda pública como porcentaje del PIB

Fuente: MSI
Reuters

Más allá de si esta visión era correcta en el pasado, está claro que en este presente post-2008, EE.UU. no basta para arrastrar por sí solo al resto del mundo.

El cálculo provisorio es que la economía estadounidense creció un poco más del 2% en 2015.

Para convertirse en un polo de demanda global que levante al resto tendría que crecer el doble.

Michael Ivanovitch, director ejecutivo de la empresa financiera global MSI, le explica a BBC Mundo que la mayor economía del mundo tiene poco margen para expandirse más allá de como lo está haciendo en la actualidad.

"Con un déficit presupuestario equivalente al 4,5% del Producto Interno Bruto (PIB) y una deuda pública del 111%, Estados Unidos no tiene margen de maniobra para un estímulo fiscal", añade Ivanovitch.

A este panorama se añade el aumento de las tasas de interés anunciado en diciembre.

La tasa se ubica entre 0,25% y 0,5% anual, nivel históricamente bajo, pero el incremento pone fin a 9 años de tasas intocables.

Por el momento, este cambio de dirección ha tenido un impacto neutro en Estados Unidos, pero ha causado nerviosismo en muchos países emergentes que temen una fuga de capitales hacia el norte.

2. China

En 2009, un gigantesco programa de inversión estatal china fue decisivo para sacar al mundo de la recesión.

¿Puede repetirse ese milagro en 2016?

 

En los dos últimos años, la locomotora china ha bajado su ritmo de crecimiento.

Luego de superar durante dos décadas una expansión anual promedio del 10%, en 2015 ha luchado por mantenerse en el 7%.

En diciembre, la producción industrial volvió a retroceder. Y no es el único indicador a la baja.

La caída de las exportaciones, la fuga de capitales y las turbulencias bursátiles revelaron una fisonomía más problemática de la economía china, que desde 2010 se ha embarcado en un cambio del modelo basado en la exportación y la inversión a otro más centrado en el consumo interno.

¿Es la actual desaceleración un simple ajuste ante un ambicioso cambio de modelo o es una señal de descalabro de un sistema insostenible?

En el Economist Intelligence Unit (EIU), la unidad de análisis del semanario británico The Economist, sostienen que China es el gran peligro que enfrenta la economía global este año, aunque siguen prediciendo que en 2026 alcanzará a Estados Unidos al menos en términos nominales.

Dado el cambio de modelo, pocos apuestan a que el Estado se ponga al frente de un nuevo megaprograma de inversión pública.

Sin embargo, según Michael Ivanovitch, hay señales positivas a la vista.

"La explosión de la venta por internet y el incremento de ventas en comercios del 11%, en octubre, son señales positivas. Para seguir avanzando China necesitará reforzar más su seguridad social para que la gente ahorre menos por miedo a los altos costos de la salud y la educación", le dice a BBC Mundo.

3. Alemania

El FMI, el Banco Mundial y analistas privados coinciden que la eurozona se ha convertido en uno de los grandes obstáculos de la economía mundial.

Con un superávit de cuenta corriente de US$280.000 millones (o 8,3% del PIB) – y cuentas fiscales equilibradas, Alemania estaría en una buena posición para estimular su economía y ayudar a los otros 18 miembros a salir de la actual parálisis.

Pero, según Ivanovitch, no hay perspectivas de cambio en la actual política alemana.

"Se habla de que Alemania está financiando al resto de la eurozona, pero no se dice que siempre recupera su dinero porque el resto le compra sus máquinas, equipamientos, autos. Un 55% del superávit comercial germano viene de Europa".

"La austeridad que le impone a todo el mundo es un desastre que no tiene nada que ver con una lógica económica, sino con lo que la misma Angela Merkel dijo en su momento de que había que enseñarle una lección a los que no respetan las reglas fiscales. Esto no ha cambiado", agrega.

En medio de esta austeridad, el Banco Central Europeo (BCE) ha sido el único foco de estímulo a través de su política de flexibilización monetaria (variante moderna de la impresión de dinero para activar la inversión y el consumo).

Sin embargo, la presión alemana por la austeridad se hace sentir en el interior mismo del BCE.

"En octubre el presidente del BCE, Mario Draghi, insinuó una política de mayor estímulo. El anuncio que hizo en diciembre decepcionó a los inversores que esperaban una intervención mucho más fuerte", le comenta a BBC Mundo Mike Jakeman, analista global del EIU.

4. Japón

En las dos últimas décadas, la tercera economía del mundo, Japón, ha sido más parte del problema que de la solución.

Mucho dependerá de si la política del primer ministro Shizo Abe de estímulo fiscal, flexibilización monetaria y reforma estructural –llamada "Abenomics" - consigue reactivar la economía.

Japón enfrente serios problemas fiscales
Image copyrightGetty/
Japón enfrente serios problemas fiscales.

Según el EIU, el crecimiento de Japón en 2016 será similar al de 2015: alrededor del 0,7%.

Pero mucho depende del color del cristal con el que se mire.

Como indica el mismo EIU, si la economía nipona se mide tomando en cuenta la curva demográfica de una sociedad con permanente descenso de la población económicamente activa, este crecimiento será del 2%.

Pero si uno mira la deuda pública de más del 200% del PIB, el panorama es menos benigno.

"Dados los problemas fiscales de Japón, lo único que puede hacer es seguir con la flexibilización monetaria y buscar como siempre la salvación en las exportaciones", indicó Ivanovitch.

En este sentido, más que convertirse en una fuente de demanda para el resto del mundo, Japón depende de la demanda del resto para su propio crecimiento: por este lado, el estancamiento global no tiene salida.

5. Corea del Sur

Corea del Sur, uno de los nuevos países industrializados, no tiene las restricciones fiscales de Japón.

"Con un presupuesto equilibrado, una moneda estable y sin inflación, tiene espacio para estimular su economía", explica Ivanovitch.

El problema es que, en el mejor de los casos, esto puede servir para estimular la región, pero no le alcanza para reactivar al mundo.

"Tiene mucho menos influencia que Japón. Y un problema adicional. Exporta mucho a China, cuya demanda está disminuyendo", afirma por su parte Mike Jakeman, analista global del EIU.


¿Dónde está Pensionista pobreza el más frecuente?

Tags:

En todos los países de la OCDE, el 12,6 por ciento de las personas de 65 años o más viven en la renta relativa de la pobreza, según un nuevo informe. Ese término se define como un ingreso por debajo de la mitad de la mediana nacional equivalente ingresos del hogar. Es más prevalente en Corea del Sur, donde casi el 50 por ciento de los jubilados están viviendo en la pobreza. El informe cita un sistema de pensiones que no ha madurado completamente como una de las razones de esta alarmante cifra. Australia y los Estados Unidostambién tienen altos niveles de pobreza entre los pensionistas - 35.5 y 21.5 por ciento respecitively. Holanda está en el extremo opuesto de la escala con sólo el 2 por ciento de sus jubilados luchan financieramente.


Este gráfico muestra el porcentaje de personas mayores de 65 años que viven en la pobreza de ingresos relativa en los países de la OCDE.

Los países donde los maestros se les paga la mayor parte

Tags:

¿Qué país tiene a los maestros mejor pagados? Un informe reciente reveló que entre los países de la OCDE, los maestros en Luxemburgo ganan los salarios más altos. Una escuela secundaria profesor con 10 años de experiencia pueden esperar para traer a casa cerca de $ 100.000 cada año, a una distancia considerable ventaja sobre el segundo colocado la Alemania de 65.843 $. Fuera de la parte superior de los 12 mejores países en la lista dada, ocho están en Europa. La nación no europeo mejor clasificado es Canadá, donde el salario promedio anual llega a $ 63.557.


Este gráficos muestra el salario promedio anual de los maestros de escuela secundaria inferior, con 10 años de experiencia en el 2013.
Los países donde los maestros se les paga la mayor parte


La titánica tarea de crear 280 millones de empleos

Tags:
Marcelo Justo  BBC Mundo
Trabajadores

La OIT estima que se necesitan 280 millones de personas para que la economía vuelva al lugar que estaba en 2007.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima que hay que crear 280 millones de empleos para que la economía mundial llegue en 2020 al mismo lugar en que estaba en 2007, antes del inicio de la Gran Recesión.

Al ritmo actual de crecimiento global solo se crearán unos 200 millones de puestos.

Según Raymond Torres de la OIT hay herramientas para cerrar esta brecha de 80 millones de puestos.

"No podemos esperar a que todo se solucione por sí mismo. Hay políticas que se han aplicado y se pueden aplicar para cerrar esta brecha", indicó Torres a BBC Mundo.

Un paisaje complicado

Trabajador

Washington entregó miles de millones de dólares a la industria automotriz para salvar muchos empleos.

La OIT calcula que en la crisis de 2007-2008 se perdieron unos 61 millones de puestos de trabajo.

A esto hay que sumar unos 220 millones de personas que ingresarán al mercado laboral de acá al final de la década.

"Los países de la eurozona son los que siguen sufriendo las pérdidas de puestos de 2007-2008. China, India, África subsahariana y en menor medida América Latina son los que más tienen que responder al ingreso de nuevas personas en el mercado laboral", señala Torres.

A este complejo paisaje se añade una división ideológica en torno a las mejores políticas a aplicar.

La variante keynesiana propone un estímulo de la demanda (inversión fiscal, aumento de salarios, etc) para reactivar la economía y generar empleos.

La variante austera-neoliberal se inclina por un estímulo de la oferta (desregulación del mercado laboral, reducción impositiva, etc).

Ambas posiciones coinciden en que el mejoramiento de la educación es un imprescindible estímulo de la oferta.

"Se puede actuar tanto en la demanda como en la oferta. Estados Unidos lo ha hecho. Unos 6 millones de los 10 millones de empleos que se crearon allí en los últimos años se debieron a una sabia combinación de políticas", indicó Torres.

Un poco de historia

 

Trabajadora

La OIT cree que en la crisis de 2007-2008 se perdieron cerca de 61 millones de puestos.

El caso emblemático de estímulo de la demanda fue el "New Deal" del presidente de Estados Unidos Franklin Roosevelt para lidiar con la otra gran crisis de los últimos 100 años: la depresión económica de la década de 1930.

Con una fuerte inversión estatal en infraestructura, el programa empleó a unas ocho millones de personas en la construcción de carreteras, puentes, escuelas y bibliotecas públicas estimulando al mismo tiempo el empleo, el consumo y la actividad económica.

La primera reacción global ante la crisis de 2008 usó este modelo, respaldado por políticos conservadores como George W. Bush y Angela Merkel.

Una vez pasado lo peor de la crisis, a fines de 2009, se volvió en Europa a la visión ortodoxa de la austeridad fiscal de la mano de la canciller alemana.

Este modelo apuesta a que la restricción del gasto público equilibrará las cuentas fiscales y estimulará la inversión privada generando reactivación y empleo.

Aunque sus adalides exigen más tiempo y un mejor cumplimiento de sus premisas, la realidad es que con un desempleo promedio en torno al 12%, los países de la eurozona le están bajando el pulgar a esta apuesta como se viene viendo en todas las elecciones del último año, incluyendo la de Syriza en Grecia.

¿Cómo estimular el crecimiento?

Trabajadores

El crecimiento económico no es suficiente para crear empleo, pero sin él, es difícil que haya más trabajo.

Con un crecimiento en torno al 3,5% anual desde la crisis, la economía mundial ha tenido una creación de empleo claramente insuficiente: 1,2% por año.

Pero incluso esta relación 3 a 1 de PIB-Empleo es hoy una quimera para la mayoría de los países.

Con 0,8% de crecimiento en 2014, la eurozona es uno de los peores ejemplos.

"Allí el gran reto es reactivar el crecimiento. Con el actual no se avanzará en el empleo", señala Torres.

Lejos de confiar en la "mano invisible del estado" Estados Unidos siguió una política activa a partir de la llegada al poder de Barack Obama en 2009 con inversión fiscal y reducción de impuestos.

De la mano de esta política se generaron unos 10 millones de nuevos puestos de trabajo.

Proteger el empleo

No todos los países tienen la solidez de Estados Unidos, que puede imprimir la moneda que sigue dominando los intercambios globales.

Pero incluso países que experimentaron un bajo crecimiento han podido evitar un impacto negativo sobre el desempleo.

Brasil apenas creció en 2014, pero esto no se reflejó en un aumento tan pronunciado del desempleo gracias a las políticas de inclusión social del gobierno.

Políticas activas se han aplicado en Austria, Argentina y, más sorprendentemente aún, en la promotora de la austeridad europea, Alemania, y en uno de los paraísos de la flexibilidad laboral, Estados Unidos.

En 2009 el gobierno de Barack Obama sostuvo a las automotrices General Motors y Chrysler evitando la pérdida de miles de puestos.

En Alemania, Austria y Argentina se impulsaron acuerdos entre empresarios y trabajadores para conservar la fuente laboral reduciendo las horas de trabajo.

En Corea del Sur se siguió una política de mejoramiento de la inserción laboral de sectores específicos de la población –jóvenes, mujeres, etc– que dieron como resultado la creación de un millón de empleos entre 2010 y 2014.

La calidad del empleo

Trabajador

Muchos de los trabajados creados desde la crisis no son de tiempo completo.

La flexibilización laboral para aumentar el empleo cuenta con el ejemplo del Reino Unido que hoy tiene una tasa de desempleo del 5,8%, la mitad de la media de la eurozona.

Las estadísticas muestran un rasgo singular de este éxito: el porcentaje de empleados a tiempo completo decreció dos puntos entre 2008 y 2014.

Según los sindicatos solo 1 de cada 40 empleos creados desde la crisis es a tiempo completo.

El resto incluye los polémicos "contratos de cero horas" donde los trabajadores tienen que estar disponibles para trabajar en caso de que la empresa los necesite, pero sin cobrar mientras esperan por el llamado de la compañía.

"Combinar la creación de empleo con el empleo de calidad es uno de los grandes retos de este momento", señala Torres.

Dinamarca ha buscado superar esta dicotomía con la llamada flexicurity (trabajos flexibles con gran seguridad social y una política activa de empleo).

A diferencia de Reino Unido, el modelo danés se basa en un salario mínimo alto de modo que no haya desincentivo para trabajar y se mantenga un alto nivel de consumo.

"Siempre hay que tener en cuenta las condiciones de cada país. La flexibilización no ha funcionado en Grecia. Pero en un país como Túnez durante mucho tiempo era muy difícil acceder al mercado de la hostelería de su importante sector turístico debido a la existencia de monopolios que controlaban el mercado", indica Torres.

América Latina

Las condiciones específicas del mercado laboral en América Latina incluyen una tasa de informalidad que abarca en promedio a prácticamente la mitad de la población.

Vea también: ¿Cómo terminar con el trabajo informal en América Latina?

A este rasgo se suma un final de ciclo de crecimiento basado en los altos valores de las materias primas.

Según la Cepal, 2014 fue el año de menor crecimiento de la economía regional desde la crisis: un 1,1%.

Las perspectivas no son mucho mejores para este año: un 2,2%.

"Se aprovechó bien el boom de los productos primarios para aumentar el empleo y reducir la desigualdad. Pero ahora se necesita una diversificación de la economía y un nuevo modelo. En lo inmediato se trata de tener políticas inclusivas que sostengan el empleo a pesar del menor crecimiento económico", subraya Torres.


Economía mundial crecerá un 3,6% este año

Tags:
 
olivier_blanchard_

Olivier Blanchard, del FMI, presentó este martes los últimos datos sobre crecimiento global.

El Fondo Monetario Internacional prevé que la economía global crezca este año un 3,6% y un 4% en 2015.

Según la institución se espera que el fortalecimiento de la economía estadounidense suponga un importante estímulo para la economía mundial, pero predice que este crecimiento será más leve en la eurozona.

No obstante, recortó sus predicciones para Rusia, que pasó de un 2% inicial a un 1,3%, debido a la inestabilidad geopolítica resultante de la crisis en Ucrania. 


China

A menos que usted sea un aficionado a los grandes momentos de la historia comunista de China, es probable que no haya oído hablar de Wuhán, el sitio del legendario cruce a nado del Yangtsé por parte de Mao.

Pero quizás más que cualquier otra ciudad china cuenta la historia de cómo, luego de tres notables décadas de modernización y enriquecimiento en China, su milagro económico parece estar llegando a su fin y por qué hay un grave riesgo de una crisis catastrófica.

Entrevisté al alcalde, Tang Liangzhi, quien está gastando US$330.000 millones en cinco años en un plan de desarrollo cuyo objetivo es hacer de Wuhán, que ya cuenta con una población de 10 millones, en una mega ciudad mundial y en un rival importante de Shanghái, la segunda ciudad de China.

"En los últimos años, China ha construido un nuevo rascacielos cada cinco días"

El centro de la ciudad está siendo demolido para crear un distrito comercial de alta tecnología. Incluirá un rascacielos de más de 600 metros de US$5.000 millones, que será el segundo o el tercero más alto del mundo.

Pero, por supuesto, el objetivo de mi visita a Wuhán era contar una historia más amplia.

En los últimos años, China ha construido un nuevo rascacielos cada cinco días, más de 30 aeropuertos, metros en 25 ciudades, los tres puentes más largos del mundo, casi 10.000 kilómetros de líneas de tren de alta velocidad, 42.000 kilómetros de autopistas y desarrollos inmobiliarios comerciales y residenciales en una escala inconcebible.

clic Lea también: China experimenta el libre comercio en Shanghái

Tercera ola

Hay dos formas de ver una reconstrucción del paisaje que habría intimidado a los faraones egipcios y a los romanos. Es una necesaria modernización de un país en un rápido proceso de urbanización. Pero también es un síntoma de una economía desequilibrada, cuyas fuentes de crecimiento reciente no son sostenibles.

La desaceleración económica evidente en China, junto con las recientes manifestaciones de tensión en los mercados financieros, se puede ver como la tercera ola de la crisis financiera mundial que comenzó en 2007-08 (la primera ola fue la debacle de Wall Street y la City de Londres de 2007-08 y la segunda, la crisis de la eurozona).

¿Por qué digo eso?

Chino

Tras el colapso de Lehman Brothers en 2008 hubo una contracción repentina y dramática del comercio mundial. Y eso fue catastrófico para China, cuyo crecimiento se ha generado en gran parte por la exportación al rico Occidente de todas esas cosas que ansiábamos. Cuando nuestras economías quebraron, dejamos de comprar y, casi de la noche a la mañana, las fábricas apagaron la luz en toda China.

Visité China en ese momento y fui testigo de las multitudes de pobres trabajadores migrantes empacando todas sus posesiones, incluyendo niños en sus espaldas, y encaminándose a sus aldeas. Era alarmante para el gobierno y amenazó con romper el contrato implícito entre el gobernante Partido Comunista y el pueblo chino: que renuncian a sus derechos democráticos con el fin de enriquecerse.

Así que con el impulso del gobierno de Estados Unidos, el gobierno chino lanzó un programa de estímulo de una escala gigantesca: US$670.000 millones de gasto público directo y una instrucción a los bancos estatales para "abrir sus billeteras" y prestan como si no hubiera mañana.

Lo cual, en cierto sentido, funcionó. Mientras que las economías de la mayor parte del rico Occidente y Japón se estancaron, los tiempos de bonanza regresaron a China. El crecimiento se aceleró de nuevo a la notable tasa anual del 10% que el país había disfrutado durante 30 años.

Pero las fuentes del crecimiento cambiaron de una manera importante y siempre tendrían una duración limitada.

clic Lea también: Los cuatro enigmas de la economía en 2014

Inversión tóxica

Hay dos maneras de ver esto.

En primer lugar, incluso antes del gran estímulo, China estaba invirtiendo a un ritmo más rápido que casi cualquier gran país en la historia.

Antes de la crisis, la inversión equivalía al 40% del Producto Interno Bruto (PIB), alrededor de tres veces la tasa en la mayoría de los países desarrollados y significativamente mayor incluso que lo que Japón invirtió durante su fase de desarrollo, que precedió a su colapso a principios de los 90.

Tras el crack financiero, gracias al estímulo y el ritmo de construcción, la inversión aumentó a un nivel sin precedentes del 50% del PIB, donde ha permanecido más o menos.

Aquí está la cosa: cuando una gran economía está invirtiendo a ese ritmo para generar riqueza y puestos de trabajo, es una certeza que gran parte de ella nunca va a generar un rendimiento económico, que la inversión va mucho más allá de lo que una toma de decisiones racional habría producido.

El gigante chino podría estar en serios problemas económicos.

Por eso, en China hay grandes desarrollos residenciales e incluso una ciudad entera donde las luces nunca se encienden y por qué hay autopistas relucientes con apenas tráfico.

Pero lo que hace la mayor parte del gasto y la inversión sean tóxicas es la forma en que se financió: se ha producido una explosión de préstamos. Las deudas de China como proporción del PIB han ido aumentando a un ritmo muy rápido en torno al 15% anualmente y se han incrementado desde 2008 de alrededor del 125% al 200%.

"La mayoría de las personas son conscientes de que hemos tenido un auge del crédito en China, pero no saben la escala", dice la analista Charlene Chu, quien fue una alta ejecutiva de la agencia creditica Fitch en China entre 2008 y principios de este año.

"Al principio de todo esto en 2008 –explica–, el sector bancario de China era de unos US$10 billones. Ahora mismo está en el orden de US$24 a US$25 billones. Ese aumento gradual de US$14 a US$15 billones es el equivalente a la totalidad de la banca comercial de EE.UU., que necesitó más de un siglo para construirse".

"Eso quiere decir que China habrá replicado todo el sistema estadounidense en el lapso de media década", agrega.

Cualquiera que viva en el rico Occidente no necesita una clase sobre los peligros de un sistema financiero que genera demasiado crédito demasiado rápido. Y en el caso de China, como fue peligrosamente cierto en el nuestro, una buena parte de la deuda está oculta en instituciones financieras opacas especialmente creadas, conocidas como bancos "en la sombra".

No hay excepciones a las lecciones de la historia financiera: prestar a ese ritmo lleva a que los deudores no puedan cumplir con sus obligaciones y que los acreedores tengan grandes pérdidas. La pregunta no es si esto va a suceder, sino cuándo y a qué escala.

Por eso hemos visto algunos episodios de estrés y tensión en los mercados bancarios de China durante los últimos nueve meses, como un posible augurio de que algo malo está por venir.

Desaceleración del crecimiento

China

En términos más generales, para la economía en su conjunto, cuando el crecimiento se genera durante un período bastante largo por la inversión impulsada por la deuda o el gasto puede haber un par de desenlaces.

Si la prosperidad se desinfla con suficiente antelación y de forma controlada, y se toman medidas para reconstruir la economía y que el crecimiento se genere de forma sostenible, la consecuencia sería una desaceleración económica pero se evitaría el desastre.

Pero si los préstamos continúan a un ritmo vertiginoso, luego una crisis se torna inevitable.

Entonces, ¿qué va a pasar con el milagro económico de China?

El gobierno chino ha anunciado reformas que, en teoría, van a reequilibrar la economía durante un período de años desde la inversión impulsada por la deuda hacia el consumo del pueblo chino.

El prominente inversor chino Charles Liu, con estrechos vínculos con el gobierno de Pekín, me explicó en qué medida es probable que caiga el crecimiento del país desde el 7%-8% actual.

"Creo que a China le podría ir muy bien si la calidad del crecimiento se transformara en un mayor valor agregado"

Charles Liu, inversor chino

"Creo que a China le podría ir muy bien si la calidad del crecimiento se transformara en un mayor valor agregado", explica Liu, y precisa que un 4% podría estar bien.

Pero por ahora las reformas están en una etapa muy temprana de ejecución y el auge de los préstamos continúa. Y el derroche actual a nivel de construcción enriquece a miles de funcionarios comunistas a partir de un sistema de sobornos institucionalizados, por lo que existen dudas acerca de la capacidad del gobierno central para forzar los cambios.

Además, las consecuencias sociales y políticas del crecimiento de 4% podrían ser profundas: no está claro si es una tasa lo suficientemente rápida para satisfacer las demandas de la gente de empleos y un mejor nivel de vida y, a la vez, evitar una protesta generalizada.

¿Y si el préstamo y la bonanza de inversión no pueden ser contenidos? Entonces estaríamos hablando de una clase de crack que sacudiría no sólo China, sino al mundo.

La historia más grande de mi carrera ha sido el auge de China. Hambrienta y de rápida expansión, este gigante ha dado forma a nuestras vidas, a veces, pero no siempre en nuestro beneficio.

Ha impulsado nuestro nivel de vida al vendernos todas esas cosas materiales que simplemente teníamos que tener, más baratas y más baratas. Pero sus exportadores mataron a muchos de nuestros productores. Y los excedentes financieros que generó se trasladaron a nuestros peligrosos déficits, el riesgoso incremento de la deuda en gran parte de Occidente.

También su apetito dio lugar a un enorme aumento en el precio que pagamos por los alimentos, la energía y las materias primas. Lo que es más, la influencia de China en Asia y África ha cambiado profundamente el equilibrio de poder global.

¿Sería una debilitada China a nivel económico algo bueno para Occidente? Bueno, no necesariamente sería del todo malo.

Pero una China repentinamente incapaz de proveer una mejora en los estándares de vida de su pueblo ve ahora su destino menos seguro, estable y tal vez, para el mundo, más peligroso.

Robert Peston

Editor de negocios de la BBC


Construcción de una tienda Ikea en Yakarta, Indonesia.

La obra en construcción de un Ikea para el mercado de 28 millones de personas del gran Yakarta.

En 2001 el mundo comenzo a hablar de los BRIC: Brasil, Rusia, India y China. Se los mencionaba como potenciales motores de la economía mundial. El término fue inventado por el economista Jim O'Neill, quien ahora ha acuñado uno nuevo: MINT (que es también la palabra en inglés para "menta"), para agrupar a México, Indonesia, Nigeria y Turquía. O'Neill los considera las nuevas promesas de la economía mundial y aquí explica por qué.

¿Qué es lo que hace tan especiales a los MINT? ¿Por qué elegir a estos cuatro países?

Un amigo que ha seguido la historia de los BRIC comentó con sarcasmo que los del nuevo grupo probablemente sean más "frescos" que los agrupados en ese acrónimo. Lo que de verdad comparten, además de tener grandes poblaciones, es que al menos durante los próximos 20 años tendrán una buena constitución demográfica: todos verán un crecimiento de la población en condiciones de trabajar en relación a aquellos que no trabajan.

Esto es la envidia de muchos países desarrollados, pero también de dos de los países BRIC: China y Rusia.

Si México, Indonesia, Nigeria y Turquía son capaces de poner la casa en orden, algunos podrían alcanzar el crecimiento anual de dos dígitos que China experimentó entre 2003 y 2008.

Las economías de los MINT en el contexto mundial

 

Otra cosa que tres de ellos comparten es algo que me hizo notar el canciller de México, José Antonio Meade Kuribreña: tienen ventajosas ubicaciones geográficas en un contexto de comercio mundial cambiante.

México mismo, por ejemplo, está al lado de EE.UU., pero también es parte de América Latina. Indonesia está en el corazón del Sudeste Asiático, pero también tiene profundas conexiones con China.

Y como es sabido, Turquía está tanto en Oriente como en Occidente.

Nigeria es el único de los cuatro que no cumple con este criterio, en parte por la falta de desarrollo de África. Pero podría cumplirlo en el futuro si los países de África dejan de pelear y comienzan a comerciar entre sí.

Crecimiento proyectado del ingreso per cápita (en miles de dólares)

  2000 2012 2050
México 7,0 10,6 48
Indonesia 0,8 3,6 21
Nigeria 0,2 1,4 12,6
Turquía 4,1 10,6 48,5
Fuentes: Fondo Monetario Internacional, Goldman Sachs

¿El nacimiento de un nuevo club?

Estas podrían ser las bases para que los MINT establezcan su propio club económico-político, tal como hicieron los BRIC (una de las cosas que más me han sorprendido de toda la saga de los BRIC). De hecho, ya comienzo a intuir un club MINT.

En mi conversación con Meade Kuribreña me dí cuenta de algo más: la creación del acrónimo MINT podría estimular la incorporación de Nigeria al G20, grupo al que ya pertenecen los otros países MINT.

Es algo de lo que la carismática ministra de Finanzas de Nigeria, Ngozi Okonjo-Iweala, tenía interés en hablar: "Sabemos que nuestro día llegará", dijo. "Creemos que se están perdiendo algo al no incluirnos".

Meade Kuribreña llegó a sugerir que, como grupo, los MINT tienen más cosas en común entre sí que los BRIC. De eso no estoy tan seguro, pero es una idea interesante.

México y el costo la violencia

Entre los problemas que afectan a la economía mexicana y pueden comprometer su desarrollo se cuentan la violencia y el narcotráfico.

En noviembre de 2013 Alberto Nájar, periodista de BBC Mundo en México, escribió acerca de su impacto:

El gubernamental Instituto Nacional de Estadísticas (Inegi) revela que en los últimos tres años al menos 40.000 empresas pequeñas y medianas cerraron sus puertas debido a la inseguridad.

Muchas no pudieron pagar las extorsiones, lo que aquí se conoce como "derecho de piso", que frecuentemente aplican bandas vinculadas a carteles de narcotráfico. Otras fueron incapaces de sobrevivir a los frecuentes robos.

(...)

Para las empresas la violencia es cara. En algunos casos contratan policías o guardias privados para cuidar todos sus vehículos de reparto y evitar robos; otros asignan guardaespaldas a sus directivos y la mayoría invierte en sistemas de alarma para sus instalaciones.

Según el Inegi, el año pasado el costo de la inseguridad para el sector privado fue de unos US$8.800 millones, equivalentes a 0,75% del Producto Interno Bruto.

En términos económicos, tres de ellos, México, Indonesia y Nigeria, son productores de materias primas; no es el caso de Turquía. Es un contraste con los BRIC, donde dos países, Brasil y Rusia, son productores de materias primas y los otros dos, China e India, no.

En términos de riqueza México y Turquía están más o menos al mismo nivel, con un ingreso anual per cápita de unos US$10.000. Bastante más que los US$3.600 de Indonesia y US$1.400 per cápita de Nigeria, que está a la par de India; pero un tanto por detrás de Rusia (US$14.000) y Brasil (US$11.300). Siguen adelante de China, donde el ingreso per capita es de US$6.000 por año.

La experiencia en el terreno

En las visitas que hice para la BBC a estos países tenía una pregunta que me guiaba: "¿Cómo se siente la vida real, cotidiana, en el terreno, comparada con mis expectativas y el consenso general acerca del estado de los países?".

Cuando las expectativas son bajas es fácil sorprenderse en forma positiva, como uno podría decir en general de Nigeria, por ejemplo (aunque inversores especializados en África no estarían sorprendidos en los últimos años).

Pero lo contrario también es cierto, y esto podría representar un problema para México, país por el que muestran verdadero entusiasmo los inversores financieros.

Regresé de mis viajes pensando que no sería muy difícil que la gente se viera sorprendida por Nigeria o Turquía, ya que en general reciben mucho peso las cuestiones negativas que son bien conocidas, como el crímen y la corrupción en Nigeria, por ejemplo, o la mano dura del gobierno turco.

Los desafíos

Menos seguro estoy de Indonesia. Los desafíos del país son tan grandes como lo que esperaba. No hubo nada que me sorprendiera, que me hiciera decir "¡oh!". Indonesia necesita definir mejor su visión comercial, más allá de las materias primas, y debe mejorar su infraestructura.

Sí dije "¡oh!" en Turquía cuando visité al fabricante de electrodomésticos Beko y a Turkish Airlines, la aerolinea que más rápido está creciendo en el mundo. Y en Nigeria lo decía todo el tiempo.

Es muy fácil entusiasmarse con la creatividad del lugar. Lo fue al menos para mí. Y partí lleno de emoción acerca de varias inversiones personales a las que les eché el ojo.

Aeropuerto de Lagos en Nigeria

Nigeria es vista como una futura potencia económica.

 

A México llegué preparado para ser defraudado, ya que las expectativas son tan altas. Pero el joven presidente y sus también jóvenes colegas están determinados a cambiar el lugar.

Si uno, como británico, cree que Margaret Thatcher es el arquetipo del titán de las reformas profundas estos muchachos la hacen quedar como un bebé. Están reformando todo: educación, energía, política fiscal y las propias instituciones de gobierno.

¿Y qué sucede con los desafíos y cosas que usualmente asustan a la gente? Bueno, la corrupción es uno que los cuatro parecen compartir, y tuve varias discusiones interesantes sobre el tema en cada país.

Para el jefe del Banco Central de Nigeria, Lamido Sanusi, es inusual que la corrupción impida el desarrollo económico. También cree que el crecimiento de la economía, sumado a avances en educación mejorarán el gobierno y la transparencia.

Es importante escuchar estos puntos de vista, una alternativa a nuestra muchas veces simplista forma de ver las cosas en Occidente. Para muchas personas dignas de crédito en los MINT la corrupción es la consecuencia de un pasado de fragilidad y no la causa de de un frágil futuro. Y no es ciertamente el primer problema a resolver; queda bastante relegada cuando se la compara con los costos, alcance y disponibilidad de la energía y claro está, la infraestructura.

Prioridades

Resolver la política energética es prioridad tanto para los mexicanos como para los nigerianos para poder ejecutar este año nuevas iniciativas que permitan acelerar los ritmos de crecimiento.

Ahora, una estadística sorprendente: unos 170 millones de personas en Nigeria usan la misma cantidad de energía eléctrica que un 1,5 millones en Reino Unido. Casi todos los negocios generan su propia energía y los costos son enormes.

"¿Puedes imaginar, puedes creer, que este país ha estado creciendo al 7% anual sin energía, con cero energía? Es un chiste", dice el hombre más rico de África, Aliko Dangote.

Tiene razón. Calculo que Nigeria podría crecer al 10-12% anual si resolviera tan solo ese problema; y en seis o siete años habría duplicado el tamaño de su economía.

Generadores eléctricos en venta en Lagos, Nigeria

La demanda de generadores de electricidad es alta en Nigeria.

 

Para Indonesia, el cuarto país más poblado del mundo, diría que los principales desafíos son el liderazgo y la infraestructura, aunque puede haber muchos más. Pero los desafíos y las oportunidades están juntos.

En Pluit, un barrio pobre de Yakarta, el suelo se hunde 20 cm por año por la sobreexplotación del agua, pero los precios de las propiedades en otras partes de la ciudad se han disparado.

"Sabemos que va a funcionar"

Hablé con el hombre que está construyendo la primera tienda de Ikea del país, quien admite que un tercio de la población de 28 millones de personas de la gran Jakarta (el tercer conurbano más grande del mundo) estaría en condiciones de comprar en su tienda. Como dijo: "Simplemente sabemos que va a funcionar".

En Turquía, por supuesto, su política y la combinación de la fe musulmana con cierta intención de hacer cosas al modo occidental presenta su propio tipo de desafío. Algunos podrían decir lo mismo de Indonesia, pero de allí regresé creyendo que no era así. Al menos en Yakarta, el estilo occidental de hacer las cosas está generalmente aceptado, en claro contraste con Turquía.

Dicho todo esto, ¿pueden los MINT sumarse a las diez econonomías más grandes del mundo, tras EE.UU., China, los BRIC y tal vez Japón?

Yo creo que sí, aunque puede llevar 30 años.

Espero con ansias volver a cada uno de ellos más seguido, ahora que estoy ayudando a que se los reconozca, como hice con los BRIC hace 12 años.

Jim O'Neill

Especial para BBC 


Powered by OneBigBroadcast Community Content Marketing Platform (a WebStager company) Custom Creative Design by WebStager.com