Fundacion Fulicoma atendiendo a los niños en su parte pedagógica y social de Manizales, Colombia
comprocoches.us Blogs - Funlicoma Fundacion - Member Blog

View All Blog Posts

Bookmark and Share

Soy el resultado de ...

Tags:
Soy el Resultado de …
                                 soy-resultado

Fuente: vida, amor y familia. Formación integral para padres educadores.
Editorial: REZZA
 
Qué fácil es mentirme. La increíble fuerza del mal viene justamente de esa capacidad que poseo para engañarme, para actuar mal y estar convencido de que actúo bien. Lo arreglo todo con bellos argumentos. El problema no es tanto que falle. Soy humano, frágil, y tal vez caeré muchas veces. El problema es que no reconozca con seriedad que he fallado y, peor aún, que quiera convencer a todos de lo que he hecho es digno de imitar.
Sentido de amor
Pero, en lo más profundo de mí, en mi soledad, reside el amor. De esto se deriva que si no soy capaz de conocer mi soledad, mi vacío, nunca  sabré lo que es el amor. Tendré relaciones sexuales, uno que otro noviazgo, pero nunca podré amar.
El amor no se logra en un día ni en un año; es una construcción de toda la vida, porque todos los días aprendo a amar.
En el camino del amor surge la exigencia de dar y darme en un lugar que cuenta: mi familia. Porque es tan cerca a mí, me conocen muy bien, mis familiares saben acerca de mis dificultades, de mis fallas. Cuenta porque vivimos tan cerca unos de otros que a veces damos por supuesto por supuesto el amor y no consideramos necesario expresarlo. Porque quizá, con o sin culpa, nos hemos hecho daño y ahora hay soledad.
Muchas veces es más fácil amar a los de afuera y aislarme en mi propio hogar, hundirme en el silencio. Pero, aunque cueste mi familia es un lugar donde hay amor, sonde me han enseñado a amar a pesar de todo. Ella está ahí; no la escogí yo. Sin embargo, ella me ha dado las imágenes de padre, madre, hermano. Además mi cariño, mi afecto, mi manera de confiar en los demás, mis gustos e ideales, mis dificultades y frustraciones son el reflejo de mi familia.
Todo lo que ha sucedido y sucede en mi familia, me afecta:
- La relación de mis padres: su unión o su separación, su cariño mutuo o su distanciamiento, el respeto o las discusiones, el dialogo o la incomprensión y hasta la violencia.
- Las relaciones entre hermanos: el cariño o la envidia, la ayuda mutua o la rivalidad, la preocupación por el otro o la indiferencia.
- El amor Familiar: la sobreprotección que no da confianza, independencia ni libertad, o la despreocupación, que demuestra falta de interés por el otro; el cariño tierno o las relaciones frías y calculadas.
- Los valores familiares: solidaridad, ayuda,  cariño, sencillez, dialogo respeto, verdad, lealtad, entre otros.
- La historia familiar: los momentos agradables, los encuentros, los buenos recuerdos, la unidad que ha existido; los momentos tristes, los enfrentamientos, aquello que pasó y nunca he podido olvidar, eso que tanto daño me hizo, la falta de alguien a quien extraño mucho, las preocupaciones de cada día, los buenos o malos momentos económicos, la posición social, el carácter de cada uno, la fe en Dios, la vivencia de la sexualidad.
Ante esta realidad puedo tomar actitudes diferentes: reconocer las dificultades y valores de mi familia y sin embargo, preferir hacer mi vida fuera de ella; quedarme como espectador y huir de los problemas, asumir el hogar como un sitio donde duermo y como, pero donde no comprometo mi vida.
Vivir angustiado por las marcas que me ha dejado mi vida familiar y así disculpar mi mediocridad, aludiendo siempre a mis dificultades familiares. Descubrir como es mi familia y por lo tanto como soy yo; tener en cuenta  que cuando la desunión, la falta de fe, la agresividad, la búsqueda de dinero o de placer la golpean, también me golpean a mí.
Amar a mi familia, pero tener también el coraje para descubrir que no está bien en mi casa y ayudar a cambiarlo. Saber que nada se logra en las discusiones a gritos, con violencia y enfrentamientos; que es mejor aguardar el momento para decir una palabra verdadero y que cuestione.
Mantener el ánimo, pues no hay situación familiar tan negativa que no tenga algo positivo; aprender a ser realista; existe problemas que no tienen solución; pero no puedo angustiarme por ello. Ver que siempre habrá en mi familia algo que mejorar; se podrán profundizar las relaciones y actuar con sencillez sabiendo que las pequeñas cosas, los detalles, obtienen resultados sorprendentes.
regístrate-aquí
Participa en Nuestras Redes Sociales:

facebookgoogle-plus participa-foros

 
Powered by OneBigBroadcast Community Content Marketing Platform (a WebStager company) Custom Creative Design by WebStager.com