Artículos sobre el amor, la amistad, parejas y las emociones de la vida

Carrera al altar

Tags:

Seamos honestos, en la actualidad pareciera que casarse es una moda.

A partir de los 26 (y tal vez más joven) nuestras redes sociales comienzan a llenarse de pedidas de mano, fotos de anillos, etc. Y no me mal entiendan, no estoy en contra del matrimonio, ni sugiero que todo aquel que se case precisamente sea por las razones equívocas, sin embargo, en nuestra cultura, existe -de veras- una estresante, agobiante y abrumadora presión social que, muchas veces, nos impulsa a dar ese paso cuando puede que aún no estemos listos.

                                     

@itzel_castellanos

El tener una relación estable con alguien, es un indicador de que “ya deberían dar el siguiente paso”,“para cuándo la boda”, o un “¿han pensado en el matrimonio?”, comentarios que se repiten una y otra vez cada que hay alguna comida familiar. Y la realidad es que cada quién tiene un tiempo distinto en sus relaciones, son “ÚNICAS”, la fórmula de alguien más, jamás será la misma para ti, por lo que si tu primo anduvo de novio un año y se casó, puede que tú te sientas listo en 2 o 3 años.

A veces las parejitas ni se han puesto a platicar acerca de formalizar ya que están en una etapa distinta, disfrutándola y no es su momento. ¡Y así es como debe de ser! Disfrutar las cosas, cada etapa, su tiempo.

 


Otro factor importante al tomar este tipo de decisión, y que va de la mano con el punto “familia”, es la cultura. Creemos que en esta vida hay ciertos pasos a seguir: primero estudias -y bastante- logras una licenciatura (post-grado, maestría y doctorado -algunos-), un buen trabajo, relación estable, y después, tenemos esa vaga idea de que el paso que sigue para nuestra vida es sellar el amor con una boda y formar una familia (repito, no está mal), pero tampoco está mal concentrarse en todas las oportunidades, puertas y opciones que cada una de nuestras vidas tiene. 

                                   

@sandra_gajarova

El estar casado no es un requisito para poder viajar en pareja o disfrutar en pareja, podemos disfrutar nuestra relación en toda etapa, y ya si se sienten listos, preparados y seguros de dar el siguiente paso, se hará el acuerdo mutuo y unirán “formalmente” sus vidas. Mientras tanto, les dejo estos puntos principales a tomar en cuenta:

El casarse no está en una edad, no “TIENES que” casarte entre los 28 y 30 años, no se te va el tren si decides más tarde o más temprano.

El casarse no es un número, los meses o años en una relación, no son indicadores de que ya se debe dar el siguiente paso.

El que empieza la idea del casamiento afirmando que “si las cosas no funcionan, me divorcio”, está destinado al fracaso, por supuesto que hay casos -miles- en dónde la única solución será esta. Sin embargo, en una relación que está a punto de emprender el matrimonio, esta no debería ser la idea que pase por sus cabezas.

Y por último, el casarse no es una moda, es un compromiso de dos personas que deciden amarse, deciden estar juntos y trabajarán el resto de sus vidas fomentando esa unión de amor y respeto.

Fin


Participa en nuestras redes sociales!

   

 


El amor es saltar al vacío y esperar que en la caída te crezcan alas

Tags:

El amor es saltar al vacío y esperar que en la caída te crezcan alas

Artículo por Belissa Fux

Pensé que nunca me enamoraría, pero la vida siempre se encarga de llevarte la contra y de mostrarte lo equivocada que estás.

Caminábamos por las calles de la que ahora es su ciudad, el sol había salido ese domingo para nosotros y de a ratos él giraba su cabeza para mirarme mientras me contaba algo. Me llevó a todos los rincones, pero a mí no me interesaba conocer nada, no podía dejar de pensar en su mano que colgaba sola de su brazo yfue en ese instante en el que por primera vez quise caminar de la mano con alguien. Todavía conservo el pasaje de ese viaje, viaje que marcaría un antes y un después para mí, viaje donde salté al vacío y no me di cuenta.


Cuando te haces a la idea de que estas sola, que puedes con todo o que tienes que poder con todo lo que te toca lidiar porque no hay nadie que te levante si te caes, te acostumbras. Se te vuelve rutina llegar a tu departamento y comer sola, empiezas a no planear cosas a futuro con nadie más que contigo misma, la paciencia desaparece, te vuelves auto suficiente y toda la literatura inglesa que leíste es basura porque no hay manera de que en la vida real te encuentres con un Mr. Darcy a lo Jane Austen.

 

Para mí no existía hombre que me doblegara, solía hacer chistes con mis amigas diciendo que el tipo que me siguiera los pasos todavía no había nacido y ellas criticaban mi manera de actuar diciendo que mi vara estaba muy alta; no entendían que mis héroes literarios justificaban cada una de mis exigencias. Pero vieron como es de maldita la vida, que siempre se encarga de llevarte la contra y de mostrarte lo equivocada que estás; no hizo falta que se movieran demasiadas fichas porque a mí me alcanzó con verlo para pensar: “estoy jodida”. Y así fue, él es de esas personas que vienen a descompaginarte la existencia, que te desequilibran las emociones, que vienen a desordenar tu vida ordinaria y tú estas ahí mirando desesperada como cuando tus amigos llevan a sus hijos a tu casa: “no, eso no, ¡eso no se toca!”.
                                                       @ubutterbelieve

De nada me sirvieron los cinco millones de mecanismos de defensa desarrollados que según mi psicóloga poseo. El tipo barrió con todo, movió acá, movió allá y en menos de un mes me tenía cortando papeles de colores. Me dejé llevar por lo que sentía porque quería darle lo mejor, pero como la vida no se detiene ni un segundo para dejar de ser tan maldita, un día nos golpeó la puerta y dejamos filtrar entre nosotros factores externos que dejaron secuelas, secuelas orgullosas y resentidas, secuelas egoístas y mal habladas, secuelas dañinas que no nos dejaron avanzar más y que desconfían cada vez que tocan la puerta otra vez.

                                       @moriahwhelan

A veces me detengo a pensar y me sorprende lo rápido que me enamoré de él, estando juntos nos llevábamos el mundo puesto, queríamos conseguirlo todo pero nos olvidamos de cuidar el uno del otro. Dejamos que lo que nos rodeaba decidiera por los dos y fijamos la mirada en lo que no hicimos en vez de salvar lo que ya habíamos construido. Podía despertarme y verlo enroscado en mi cintura, no me importaba mirar una y mil veces películas que ya conocíamos de memoria, amaba que me preparase una leche con chocolate, y para nosotros era inevitable terminar de almorzar y no ponernos a pensar qué podríamos comer a la noche, solíamos planificar una tarde en alguna plaza para después terminar acostados mirando otra vez Harry Potter o jugando al Scrabble. ¿Cuántas veces tenemos la felicidad ahí no más y la seguimos buscando? Un beso y un “hola mi amor”, un abrazo inesperado mientras cocinas, que no le importe lo cansador que fue su día y tenga energías para acariciarte el pelo mientras dormís, que te dedique tiempo, que tenga un fondo de pantalla con una foto de los dos, que vuelva cada semana para verte y hacer las mismas cosas porque no se imagina de otra manera. Nada que valga la pena resulta fácil de lograr, pero no todos están dispuestos a luchar por lo que vale la pena tener; para todos existe o existió alguien al que seguirían hasta el fin del mundo sin importar nada, si para ti todavía existe no lo descuides porque como dice el amigo Benjamin Griss, después de todo, “el amor es saltar al vacío y esperar que en la caída te crezcan alas”.



Participa en nuestras redes sociales!

 

Esto es lo que todo hombre que ame a una chica relajada debe saber

Tags:

Esto es lo que todo hombre que ame a una chica relajada debe saber

 

De partida, no se preocupan de más por los problemas.

 

Las chicas relajadas son completamente diferentes y si nunca has tenido una amiga así o si nunca has salido con una chica como esta, entonces prepárate para entrar en un territorio desconocido: ellas acabarán con todas tus nociones preconcebidas de lo que puede llegar a ser una relación amorosa. De partida, esta chica no se preocupa de lo que no es importante, sabe que la vida es demasiado corta para esto y por eso sólo dedica su valioso tiempo a las cosas esenciales. Nunca desaprovechará una buena oportunidad, siempre vivirá las aventuras que la vida le ponga en el camino y nunca dejará de aprender cosas nuevas.

Pero hay algo que debes saber: sólo porque sea relajada no significa que sea un ser humano menos complejo o que se tome las cosas más a la ligera. Para ella el amor es igual de importante, es sólo que lo vive de otra manera y lo mira de otra perspectiva.  Así que, antes que decidas comenzar a vivir tu vida al lado de una de estas chicas hay un par de cosas que debes anotar y nunca más olvidar.

 

Lo primero es que si esta chica te dice que realmente no le importa lo que hagan o a dónde vayan es verdad. Realmente no le importa si tienen una cita de lujo, caminan por la playa, van a ver una película o le cocinas algo delicioso. Para ella las cosas que valen la pena son esas que el dinero no puede comprar: cosas abstractas que las manos no pueden palpar pero que los ojos del corazón pueden ver y recordar a la perfección. Llévala al parque, llévala a cenar pero asegúrate que la experiencia tenga algo más, que le deje una sensación especial, porque sólo con eso volverá a ti.

Lo segundo y más importante que debes saber es que esta chica no se quedará pensando en sus problemas, incluso si los tiene. Lo más probable es que decida lidiar con ellos ella misma, buscando la solución más sencilla y rápida. Nunca se pasará tardes dudando y preguntándose qué hacer: ya sabes que su tiempo es demasiado valioso para eso. Ella sabrá que estarás a su lado para apoyarla en caso de necesitarlo y lo apreciará enormemente, en serio, pero probablemente sentirá que prefiere pasar el tiempo contigo fijándose en las cosas felices y lindas de la vida.

@_elasble

Escoge ser espontáneo con esta chica, ríe con ella como nunca has reído con nadie y luego relájate a su lado. Recuerda siempre darle el espacio necesario, confía en sus decisiones y en su forma de ver la vida: si necesitan ayuda o un consejo da por sentado que serás el primero en saberlo. En caso que haya olvidado mencionarlo, también prepárate a vivir aventuras nunca antes pensadas y prepara tu corazón para vivir emociones dignas de una montaña rusa. Lo más probable es que después de un amor como este nunca más puedas olvidarla.



Síguenos en redes sociales!

 

  

Señales de que un hombre te hace bien

Tags:


Si has sufrido muchos desengaños amorosos, tal vez estés tan desencantada que te cuesta mucho confiar en los hombres y mantener la esperanza en el amor. Tienes miedo de volver equivocarte.

Más aún: es posible que esta sucesión de errores te impida reconocer y definir qué es un hombre bueno. Al fin y al cabo, el problema está en que siempre te has sentido atraída por los hombres tóxicos o los chicos malos.

· Valorada. Él te respeta y lo demuestra con su forma de hablarte y de tratarte. Sientes que puedes confiar en él, deshacerte de las máscaras que nos ponemos para los desconocidos e ir un paso más allá, haciéndole confidencias. Incluso si no has superado tus desengaños pasados y te cuesta abrirte, sientes que con él podrás hacerlo, aunque te lleve un tiempo.· Llena de energía. Después de pasar el rato con él, o incluso cuando te preparas para verle o planeas una actividad que vais a realizar juntos, tu cuerpo vibra, tu mente vuela y te sientes ligera, creativa, con ganas de comerte el mundo.

· Atractiva. Y para ello no necesitas irte a la cama con él. Es su forma de mirarte la que potencia tu sex appeal y hace aflorar tu belleza interior. A su lado te olvidas de loscomplejos y sacas a la diosa que hay en ti.

· Relajada. Cuando estás con él eres tú misma. No necesitas inventarte un personaje ni pretender que eres distinta o (supuestamente) mejor. Es más, si lo haces por un momento, el aire se enrarece porque él te quiere tal y como eres.

· Alegre. Porque te hace reír cuando te cuenta cosas, te escribe o te manda un sms. Tanto que cuando vuelves a casa y recuerdas la anécdota que te ha contado te vuelve a dar la risa.

· Libre. Adoras estar con él y siempre tienes ganas de volver a verle. Pero no tienesansiedad. No temes que se olvide de ti o que juegue contigo diciéndote que saldrá contigo para luego poner excusas. Además, él respeta tus planes y no interfiere en tus amistades o tus aficiones.

· Poderosa. La relación con él saca lo mejor de ti porque se interesa por tu vida, tus sueños, tu historia. No se queda en lo superficial, sino que sabe atravesar la barrera “social” y hacerte preguntas íntimas, y sin embargo no invasivas, con las que te ayuda a reflexionar y por lo tanto a crecer.

· Importante. Él te dedica tiempo y atención. Cumple su palabra y te llama si dijo que lo haría. Y cuando te tiene delante te demuestra cariño con gestos, miradas, abrazos, siendo tierno, tratando de complacerte al llevarte a tu restaurante favorito y teniéndote en cuenta en todo momento.

Por último, a pesar de que tu hombre sea adorable contigo debes tomarte tu tiempo para conocerle. Es importante que observes cómo es su relación con el resto del mundo. ¿Está peleado con sus exparejas? ¿Se lleva razonablemente bien con sus padres? ¿Es un buen padre y/o amigo? ¿Una persona responsable, sin deudas, respetada en su profesión?



Síguenos en redes sociales!

    

 

Powered by OneBigBroadcast Community Content Marketing Platform (a WebStager company) Custom Creative Design by WebStager.com