Artículos sobre el amor, la amistad, parejas y las emociones de la vida

La emociones positivas y como aumentarlas

Tags:
                                        emociones-positivas
Andrey Artykov / Getty Images

Según Barbara Fredrickson, una de las principales investigadoras de las emociones positivas, este tipo de emociones ensanchan nuestra mente y nuestra visión, ampliando nuestros horizontes y haciendo posible que veamos una amplia gama de posibilidades y formas diferentes de actuación, mientras que las emociones negativas nos suelen empujar a actuar de modos más determinados (por ejemplo, el miedo nos empuja a huir, la ira a atacar, etc.).

Esto hace que estemos más dispuestos a explorar tanto el mundo que nos rodea como las nuevas ideas.

Las emociones positivas nos ayudan también a estar más orientados hacia otras personas, aumentar nuestras redes de apoyo social y mejorar nuestras relaciones. Las emociones positivas nos permiten reírnos y divertirnos con los demás, amar a otras personas y unirnos a ellos para explorar el mundo, crear cosas nuevas y mejorar nuestras vidas.

En el pasado se pensaba que las emociones negativas eran más importantes que las positivas porque nos ayudan a protegernos de amenazas, defendernos o librarnos de experiencias negativas. En cambio, en la actualidad está claro que las emociones positivas tienen una utilidad muy importante.

Las emociones positivas incluyen emociones como el amor, la gratitud, la esperanza, la alegría, el orgullo, a inspiración, la curiosidad o la serenidad, entre otras. Ellas nos ayudan a tener más éxito en la vida, ya sea a nivel de relaciones, trabajo, salud, dinero, etc. Según las investigaciones que Fredrickson ha realizado durante varias décadas, las emociones positivas amplían el alcance de nuestra atención, nos hacen absorber más información, ver más conexiones entre las cosas y ser más creativos.

Además, nos permiten ver la escena completa en toda su amplitud en vez de ver solo los detalles (al contrario que las emociones negativas), nos vuelven más generosos y nos hacen pensar más en términos de “nosotros” en vez de “yo”. En definitiva, nos llevan a tener vidas mejores y ser mejores personas.

El sesgo de la negatividad

Ignorar una emoción negativa puede tener un resultado catastrófico inmediato para cualquier especie (por ejemplo, no tener miedo a un depredador puede suponer la muerte) mientras que ignorar las emociones positivas no tiene unas consecuencias tan negativas a corto plazo. Por tanto, no es raro que las respuestas a las amenazas y a las cosas desagradables sean más intensas, rápidas y difíciles de inhibir que las respuestas a las oportunidades y las cosas placenteras.

Por este motivo, tenemos tendencia a ver antes lo negativo y a reaccionar con más fuerza cuando aparece. Así, nos damos cuenta en seguida del más mínimo signo de enfermedad y apenas somos conscientes de nuestra excelente salud cuando la tenemos.

La relación entre positividad y negatividad

La relación que existe entre el número de emociones positivas y negativas que experimentamos es tan importante que puede incluso decirnos si una persona está destruyéndose o creciendo. Para poder crecer, es necesario experimentar tres emociones positivas por cada emoción negativa. Dado que el cuerpo responde con más intensidad a las emociones negativas, necesitamos, por término medio,  tres emociones positivas para contrarrestar el efecto de una emoción negativa. Por desgracia, según los estudios de Fredrickson, la mayoría de las personas tiene una relación de dos emociones positivas por cada emoción negativa y en muchos casos esta relación es incluso peor. El exceso de emociones negativas hace que las personas se vayan consumiendo.
regístrate-aquí
Participa en Nuestras Redes Sociales:

facebookgoogle-plusparticipa-foros

 


El poder de la gratitud para atraer el amor a tu vida

Tags:
                           gratitud,poder 
                                    Dar las gracias por lo que tienes atrae más bendiciones a tu vida. © Bertrandb | Dreamstime.com

La ley de la atracción asegura que cada persona crea su realidad en función de sus creencias, pensamientos y expectativas. Y así, por ejemplo, si te acostumbras a dar las gracias por todo lo bueno que tienes en tu vida, atraerás aún más amor y bendiciones.

Este tipo de afirmaciones, que a veces parecen magia o charlatanería, se están viendo poco a poco refrendadas por investigaciones científicas en el mundo occidental.

Por ejemplo, se ha comprobado que, al realizar un experimento, el hecho de que exista un observador del proceso puede cambiar el resultado.

La energía de los pensamientos

La base de esta teoría es que todo lo que existe en el universo es energía, y también nuestros pensamientos. No existe una realidad única e inmutable, ya que cada persona ve e interpreta las cosas a su manera, según sus creencias, circunstancias y nivel de conciencia.

Así, cada pensamiento vibra en una determinada frecuencia y atrae situaciones y personas que vibran en frecuencias similares.

Por lo tanto, la gratitud, los pensamientos optimistas, la alegría, la vitalidad y la energía positiva nos ayudan a atraer más de lo mismo. ¿Has vivido una de esas etapas, que suelen suceder a una época difícil, en las cuales todo empieza a ir bien en cadena y sin esfuerzo aparente? Seguro que te sentías feliz, y sin darte cuenta lograbas atraer cada vez más bienestar y felicidad.

Cómo ser agradecida

Pero… ¡ah! Esa actitud no siempre es fácil de mantener. Los problemas, la rutina diaria y los miedos la empañan con facilidad. A veces hace falta poner mucha voluntad para conservar el optimismo, para creer firmemente que encontrarás al hombre de tu vida cuando, aquí y ahora, estás sola o atrapada en una relación infeliz.

¿Cómo hacer para cambiar la energía en esos momentos y predisponerte a atraer a la persona maravillosa con la que sueñas? Una de las llaves que más ayudan a abrir la puerta de la felicidad es cultivar la gratitud.

  • Da las gracias por todas las bendiciones de tu vida. Son muchas, muchas más de las que vemos cuando la mente está cegada por las quejas o el victimismo. Tener salud, un techo donde refugiarse, agua caliente, comida en la mesa, amigos, familiares. ¿Dispones de todo eso? Imagina lo difícil que sería tu vida sin ello. Entonces es cuando el sentimiento de gratitud brota del corazón y su energía se expande, primero dentro de ti misma y después acariciando a los que te rodean.

  • Hay muchas ocasiones para dar las gracias cada día. Al camarero que te sirve un delicioso café. A tus hijos por sorprenderte con sus juegos y su ingenio. A tus amigas por estar ahí de forma incondicional. A tu coche por llevarte a la oficina. A tu cuerpo por funcionar como una máquina perfecta. A tu mente por ponerse de tu parte y tener la fuerza y la humildad necesarias para ser agradecida.

  • Agradece incluso la bendición de haber conocido al amor de tu vida. No importa si todavía no ha ocurrido. Confía en que así será si mantienes esa actitud capaz de hacer milagros. Es todo un acto de fe, sí, pero ¿no te sientes mejor agradeciendo que quejándote porque él no aparece? Recuerda: lo semejante atrae lo semejante.


    regístrate-aquí

    Participa en Nuestras Redes Sociales:


    facebook google-plus participa-foros

     


Powered by OneBigBroadcast Community Content Marketing Platform (a WebStager company) Custom Creative Design by WebStager.com