Artículos sobre el amor, la amistad, parejas y las emociones de la vida

10 Señales de que has encontrado el amor de tu vida

Tags:
                                                               ¿Amor verdadero?.  Ryan McVay / Getty Images

Como en las películas románticas o las novelas de amor, algunas personas saben inmediatamente al conocer a alguien que han encontrado a la persona con quien quieren compartir su vida. En otras ocasiones, lograr esa certeza lleva más tiempo y en el proceso no faltan las dudas, los rodeos y las contradicciones.

Lo que sí es cierto en ambos casos es que existen señales que nos indican que hemos hecho la elección correcta.

 

Si te reconoces en las que aquí se describen, seguramente puedes decir que tu pareja es (o va camino de ser) el amor de tu vida… o al menos eso es lo sientes ahora mismo y por lo tanto puedes decir que tienes a tu lado a aquel con quien deseas compartir tu día a día, mientras ambos así lo deseen.

1. Te sientes bien con él. No solo cuando están juntos, sino también cuando tú estás sola o en compañía de otras personas. Saber que él forma parte de tu vida te despierta un sentimiento de alegría y paz interior, y no necesitas estar a su lado a todas horas para experimentarlo.

2. Tienes ganas de darle lo mejor de ti y compartir con él las cosas cotidianas, tus sueños, tus temores, tu mundo interno… y de que él comparta lo mismo contigo.

3. La relación con él es fluida. No hay dramas, ni montañas rusas emocionales, ni tienes que hacer un esfuerzo enorme para que las cosas ocurran o encajen. Tampoco necesitas fingir ser alguien diferente a quien realmente eres, y viceversa.

4. Te das cuenta de que ambos se influyen y transforman mutuamente, y que aprenden continuamente uno del otro, aun sin pretenderlo.

No hay celos ni rivalidad, sino admiración mutua y deseo de impulsar al otro a desarrollar sus talentos, ser feliz y hacer realidad sus metas personales y profesionales.

5. Tienes la sensación de que, aunque lleven tiempo juntos, aún te quedan muchas facetas por descubrir en él, y también cosas por vivir a su lado… y te encanta.

6. Tu felicidad y bienestar son lo más importante para tu pareja, y a su lado sientes que te respeta, te ayuda y te protege, y además se siente feliz por ello. Eso te hace sentirte segura y serena, pero libre de dependencias emocionales. Y por supuesto, te despierta las ganas de contribuir en todo lo que puedas a su felicidad y bienestar.

7. Ambos comparten los mismos valores y una actitud parecida ante la vida, aunque sus gustos, costumbres o formas de ser sean muy diferentes. Se complementan en lo cotidiano, y no importa si a veces no coinciden porque están de acuerdo en los asuntos importantes.

8. Sientes que ambos crecen juntos y que las crisis les unen porque, lejos de separarles o enfrentarles, les enseñan a conocerse mejor, hallar nuevos puntos de encuentro y desarrollar la generosidad y la compasión que alimentan su mutuo amor.

9. A medida que pasan tiempo juntos, tienes la sensación de que el cariño, la complicidad, la atracción y la felicidad que compartes con tu pareja crecen y se multiplican. Estar con él te alegra el corazón y te hace vibrar en la energía del amor, la abundancia, la sensación de que las cosas fluyen de la manera adecuada.

10. Lo pasas bien con él. Te hace reír, te sientes ligera, mimada, despreocupada, un poco como cuando eras una niña. Los dos comparten complicidades, bromas privadas, canciones favoritas y momentos entrañables que siempre les despiertan una sonrisa o un sentimiento de ternura.



Síguenos en redes sociales! :


  

Esta es la razón por la que la distancia física puede fortalecer o completamente destruir tu relación

Tags:

Esta es la razón por la que la distancia física puede fortalecer o completamente destruir tu relación

 

A veces queremos soluciones sencillas para situaciones complejas.

Si hay algo que todos queremos es la certeza de saber que estaremos bien. Nos gustaría saber que todo ocurrirá tal como queremos que ocurra, necesitamos tener la certeza de que no nos quedaremos atrapadas en lo inesperado, que nuestros planes no terminarán siendo otro sueño fallido que no logramos convertir en realidad. Cuando se trata del amor esta intensidad con la que deseamos la certeza es aún mayor: buscamos respuestas en lugares donde no encontramos ni siquiera preguntas y nos preguntamos si es que realmente podremos tener eso que tanto queremos. La vida siempre nos tiene preparadas sorpresas y es como si justo aparecieran cuando todo parece ir de maravillas. Una de las cosas más complejas al enfrentar una relación, a mi parecer, es la distancia y es que es uno de esos factores que, dependiendo de las personas y las circunstancias, pueden lograr fortaleces tu amor de forma inesperada o simplemente dejarte con el corazón roto.


@I_am_a_wierd_kid

‘¿Cuál será la opción definitiva?’ es algo que nos preguntamos una y otra vez, especialmente cuando nos vemos enfrentadas a la dura decisión de separarnos físicamente de alguien a quien amamos. En estos casos siempre esperamos que la distancia logre aumentar o mantener el afecto que sentimos y que sienten por nosotros, aunque también es cierto que en otras ocasiones usamos esta misma distancia para olvidar, especialmente luego de una ruptura amorosa. Sin embargo, es difícil controlar nuestras emociones y es aún más difícil predecir cómo nos sentiremos ante la distancia, de qué forma los kilómetros alterarán nuestra visión del amor que sentimos, o de qué formas cambiaremos afectando la relación para bien o para mal. Cuando se trata del romance, todo lo que sentimos es inesperado. El amor es una fuerza que nos envuelve por completo y que nos hace sentir cosas que nunca imaginamos, pero al mismo tiempo esto mismo es completamente aterrador.

Por un lado, puede que pases gran parte del tiempo extrañando a esta persona y es probable que a ellos les suceda lo mismo… pero ¿qué sucede cuando comienzas a sentir que estás bien como estás y que de tanto extrañarlos, se ha convertido en algo a lo que te has acostumbrado? quizás comienzas a dejar de necesitarlos a tu lado con tanta intensidad, quizás ya no recuerdas como se sentía que sus brazos te envolviesen, quizás un día te das cuenta que comienzas a preguntarte cuál fue la razón para que esto pareciese tan trágico al comienzo. Al final, estar cerca de alguien físicamente puede convertirse, para algunos, en la clave para poder mantener una intimidad emocional real y tangible. No todos somos iguales, pero si es que estos signos juegan un rol crucial dentro de tus sentimientos, es posible que la distancia disminuya la intensidad de tus sentimientos, incluso si siguen dentro de ti, dormidos y anestesiados.

@I_am_a_wierd_kid

La distancia puede fortalecer una relación que se adapta a las nuevas circunstancias, pero puede destruir a una relación que no consigue transformar su amor según las nuevas necesidades de la pareja. Es una situación que se siente imposible, porque nunca sabes que sucederá hasta que te encuentras en el momento. Puede que hayas dejado ir a estar persona con la esperanza de volver a reunirse en un nuevo lugar, pero con el paso de los meses te das cuenta que te sientes cómoda con tu nueva vida, que puede que los extrañes pero no sientes que los necesites en tu vida. Por otro lado, puede que pase sólo una semana y comprendas que no puedes estar sin ellos, que no importa lo que tengas que dejar atrás, feliz te subirías al próximo avión que te acerque al lugar que hoy es su nuevo hogar.


@I_am_a_wierd_kid

Todo depende de lo dispuestos que estemos a hacer funcionar algo que se vuelve inesperadamente más complicado, y si soy honesta, no todos están dispuestos a hacerlo, pero lo único que importa es que siempre sigas tu intuición y tu corazón.



 

 


Diez cosas que necesitas saber antes de tu primera cita

Tags:
Diez cosas que necesitas saber antes de tu primera cita
 
Por Paloma Corredor
Experto de Consejos de amor

                                                                     
 
Estar relajada y disfrutar del momento te ayudará a sentirte bien la primera vez que quedes con él.  Foto © Paloma Corredor
Tienes una cita con un hombre que promete y estás tan contenta como nerviosa. ¿Quieres saber qué hacer para que todo salga bien? Respira hondo, sonríe y sigue leyendo.

1. Solo es un juego
Una cita no es un examen ni una entrevista de trabajo, sino la oportunidad de pasar un buen rato conociendo a otra persona. Una experiencia que tiene que resultar agradable y divertida para los dos. Así que no tengas demasiadas expectativas ni te empeñes en que tu cita se convierta en el amor de tu vida o en tu salvador.
Sencillo Test te dice porque no puedes adelgazar y como lograrlo
¿Y si sale mal? Bueno… en el peor de los casos, se convertirá en una buena anécdota que contar a tus amigas.

2. Sé tú misma
Vístete con un conjunto que no puede fallar porque te hace sentir cómoda y atractiva. O cómprate algo nuevo y disfruta de la sensación de estrenar una prenda (¡y quizás una relación!) Pero no te disfraces. Evita ponerte un vestido dos tallas menor o unos tacones con los que no puedes andar. Si te arreglas demasiado o te vistes solo para parecer sexy, él se dará cuenta y en vez de impresionarle crearás el efecto contrario.

3. Deja a tu ex en (su) casa
Tu cita te quiere conocer a ti. No le interesa saber lo egoísta que es tu exesposo (no te engañes: él pensará que si uno te parece malo, todos los demás también). No le hables de tu último novio y de cómo te abandonó (se preguntará cuáles fueron sus motivos). Aburre y no interesa.

4. Habla en positivo
Solo hay una cosa más aburrida que las charlas sobre los ex, y es hablar sobre los problemas con tus colegas de la oficina, la recesión económica o la vida en general.
Expertos en reparación de deuda. Reciba su primera asesoría gratis!
No son deseos. Evidencias. Claras. Directas. Tu decides.
Las quejas, las críticas y los prejuicios también deberían quedar fuera de tu discurso. Lo mejor que puedes hacer es interesarte sinceramente por su vida, hacerle preguntas y escuchar. Ese es el secreto de las grandes seductoras, y además ¡a ellos les encanta que les escuchen!

5. Compórtate con naturalidad
Todos deseamos que nuestra pareja nos acepte tal y como somos, ¿verdad? Entonces, atrévete a ser tú misma. No finjas ser mejor de lo que (crees que) eres. No intentes impresionarle como si él fuera un cliente o un jefe en potencia. Sé espontánea, llévale la contraria si no estás de acuerdo en algo, habla de tus gustos... Un tip que te ayudará: imagínate que estás con una buena amiga a la que llevas tiempo sin ver.
6. Conoce tus puntos fuertes

Tú vales mucho. ¡Créetelo! Cítate contigo misma para tomar un café en un sitio agradable, y dedica un rato a escribir sobre tus virtudes. ¿Qué tienes para ofrecer? ¿Qué te hace especial? ¿Cuáles son tus gustos, tus aficiones, tus puntos fuertes? Tenlos siempre muy presentes y no olvides nunca que eres una persona valiosa a la que muchos hombres querrían conocer.

7. Ábrete
Todos tenemos una imagen de nuestra pareja ideal en la cabeza, pero no desperdicies la cita soñando con ese amante perfecto mientras te pierdes a la persona que tienes delante. Déjate sorprender. Tal vez él no se parece a tu príncipe azul soñado porque, en realidad, te está mostrando que necesitas otra cosa o que es hora de romper viejos patrones de pensamiento.

8. Siéntete segura
Aunque sea él quien te llame, elige tú el sitio. Busca un local o una zona que te guste porque te hace sentir segura, te resulta familiar o está bien conectada. Se trata de que no te sientas fuera de lugar, añadiendo estrés a una situación que de por sí ya es algo tensa. Procura no ir al cine o a una discoteca con mucho ruido. Tampoco a un lugar demasiado íntimo, como un restaurante con velas. ¿Qué tal un paseo por el parque, un café a media tarde o una cena informal?

9. No te muestres necesitada
Sí, es bueno que no te disfraces y seas natural y razonablemente sincera. Pero hay algo que debes controlar. No des la impresión de ser una princesa deseando ser rescatada, ni le cuentes que tu objetivo es casarte y tener muchos hijos. Tu cita saldrá corriendo o nunca volverá a llamar. Sí, todos queremos a alguien con quien poder ser vulnerables y abrir el corazón, pero eso es un proceso que lleva su tiempo. La primera cita es para empezar a conocerse y pasarlo bien sin presiones.

10. Tómalo con filosofía
Si la cita sale bien, fantástico. Puede que estés comenzando una bonita historia. Pero si no, piensa que no pasa nada. Aunque te sientas algo decepcionada, recuerda que las puertas siguen abiertas y lo mejor está por llegar. ¿No es eso mucho mejor que resignarse a estar con alguien que no te conviene o enredarse en una relación destructiva? Repítetelo todas las veces que haga falta antes de salir de casa: ¡solo es una cita!

11. No te obsesiones
¿Eres de esas mujeres que después de la primera cita ya está decidiendo si el apellido de él suena bien con el nombre que siempre quisiste poner a tu futuro bebé? Cuidado con las primeras impresiones, porque pueden acabar en una gran decepción. Evita obsesionarte y mirar el celular cada dos por tres para ver si llama. Sigue con tu vida igual que antes de conocerle, disfruta, haz tus planes y procura pensar que todo saldrá bien.



Síguenos en  redes sociales!


   
 

¿Quiere viajar por el mundo con poco dinero?

Tags:

¿Quiere viajar por el mundo con poco dinero? Siga estos consejos

Cuidar casas, pagar el alojamiento con trabajo y hacer voluntariados.

Nuevas tendencias viajeras.

Por:  ANDREA VENTURA / LA NACIÓN DE ARGENTINA - GDA | 

 

Foto: Shutterstock

Informarse con todos los recursos posibles, como mapas y guías, es clave para optimizar los viajes.

Magali estuvo un año seguido viviendo en diferentes lugares del mundo sin pagar alojamiento. Angie trabajó en un hostal coreano a cambio de comida, y Gilda se alojó gratis en la casa de una familia de Valparaíso (Chile).

Aunque parezca una contradicción en una sociedad capitalista, cada vez es más fácil viajar sin pagar. O pagando poco o reduciendo mucho los gastos.

En palabras simples, es como el antiguo trueque, donde se intercambian productos y servicios, se comparten consumos, se paga directamente al proveedor, pero claro, actualizado a estos tiempos, donde el antiguo mercado se sustituyó por Internet, que funciona como plataforma fundamental para el encuentro entre las partes en diferentes comunidades virtuales.

Por ejemplo, alquilarle el auto a un viajero, la bicicleta e incluso la casa cuando no los usamos. O prestárselos a cambio de trabajo o intercambiarlos en vacaciones en simultáneo con otra familia. Compartir un viaje en auto y cocinar en casa para extranjeros, entre infinidad de propuestas, pero siempre con la premisa de que sea de un igual a otro igual y que las dos partes tengan un beneficio.

Y, por supuesto, con una página web mediante, que oficia de resguardo y que da confianza y seguridad para que la transacción sea exitosa. De alguna manera, es una vuelta también a las relaciones más humanas, a aprender a confiar en el otro y viajar de otra forma.

Una de las pioneras fue CouchSurfing, que desde hace más de 10 años reúne viajeros que buscan alojamiento con locales que les brindan de manera gratuita un espacio en su casa para dormir y disfrutar el intercambio cultural. Otras páginas destacadas son Airbnb, HomeAway, Uber, Blablacar, Sidecar, entre cientos que crecen como hongos silvestres en todas partes del planeta con propuestas cada vez más curiosas.

El mundo formal de los viajes mira este creciente sistema con malos ojos porque considera que es una competencia desleal.

Los prestadores de servicios de la economía colaborativa no pagan impuestos ni están sujetos a habilitaciones, no les pagan sueldos a empleados y demás requisitos, que ellos sí están obligados a cumplir.

Pero más allá de las controversias, cada vez más viajeros eligen algunas de las plataformas que ayudan a recorrer el mundo por mucho menos.

En muchos casos hay que suscribirse, cargar los datos personales, intereses, búsquedas y pagar una membresía anual (rondan entre 30 y 50 dólares por año). En otros es todo gratuito.

Interactuar con los locales es fundamental. Hará amigos y conseguirá trucos para disfrutar mejor los destinos.

 

 

Mi casa, tu casa

Gilda Selis es una de los 7 millones de usuarios de CouchSurfing, la red que conecta viajeros de bajo presupuesto con anfitriones hospitalarios que les hacen un lugar en la sala o en una habitación vacía. Gilda recibió a varios viajeros en su casa de La Plata (Argentina), entre ellos una lituana a la que llevó a los carnavales y a comer asado, y de la que aprendió mucho sobre un país al que prácticamente desconocía. También se alojó en una casa de Montevideo (Uruguay), en Valparaíso (Chile) para un Año Nuevo, y en Quito (Ecuador). Gente que no conocía, pero que la hizo sentir como de la familia.

“Algunos anfitriones te dan las llaves y se van todo el día, pero para mí lo interesante de este sistema es compartir, el intercambio cultural, conocer el lugar a través de un local, ir a sitios que no están en las guías turísticas”, cuenta.
Magali Vidoz también probó con el CouchSurfing, pero no era lo suyo.

No le gustó porque se considera bastante ermitaña. Hasta que una vez en Italia se le ocurrió cuidar una casa, buscó en Internet cómo sería el término en inglés hasta que dio con el house sitting. Que es como ser casero o cuidador de una casa, plantas y mascotas mientras los dueños se van de viaje. No se recibe sueldo, pero se disfruta la casa como propia.

Estuvo de casa en casa entre España, Bulgaria, Italia, Turquía, Francia y Nueva Zelanda, entre otros países. Resultado: cuidó 16 casas, 30 perros, 20 gatos, una lagartija y una tortuga. Hasta se podría decir que es una experta en el house sitting. Escribió una guía sobre cómo aprovechar este sistema y recomendaciones para otros viajeros en su blog www.caminomundos.com

“Cuidar casas te da la oportunidad de viajar de otra manera, es un turismo mucho más local, con la posibilidad de adecuarse al ritmo de una ciudad. En un momento te sientes como en tu casa, pero también es de mucha responsabilidad, porque hay que hacerse cargo de las mascotas, limpiar y cuidar que todo esté bien cuando lleguen los dueños”, explica.

Como buena viajera serial, Magali también probó el carpooling, que es compartir auto, en varios trayectos por Europa, incluso en un viaje de Bariloche a Buenos Aires. El conductor gana en compañía y en el pago de una colaboración, y al viajero le cuesta menos que un pasaje en bus. Matías Callone también encontró en el house sitting la manera de viajar: recorrió Nueva Zelanda en cinco meses y cuatro casas.

“Fue una experiencia muy positiva, los dueños hasta me dejaban el auto a disposición y una lista de excursiones para hacer. Como me escribieron buenas críticas en la página www.kiwihousesitters.co.nz, donde subí mi perfil, conseguí las casas de manera encadenada y en poco tiempo”, recuerda.

Pan y trabajo

Otra de las modalidades que aporta la economía colaborativa en el mundo de los viajes es la de trabajar a cambio de alojamiento y comida en el destino que se quiere visitar. Hay páginas web como helpx.net, Workaway y Wwoof (trabajo en granjas orgánicas) para buscar, pero también se puede hacer de manera casera, como Angie D’Errico, una bloguera de viaje (titinroundtheworld.com) que trabajó en un hostal de Corea durante 10 meses a cambio de alojamiento y comida.

Escribió mails a más de 100 hostales hasta que en uno aceptaron su propuesta. “Los trabajos a cambio de alojamiento y comida consisten, generalmente, en 4 horas por día, con un día libre. Lo bueno de este sistema es que suele ser flexible.

No es un trabajo con un horario fijo pactado, siempre se puede charlar con los dueños. Además, como es trabajo voluntario, sin intercambio monetario, no se necesita visa especial”, dice Angie, desde Australia.

Juan Caldaroni y Daniela Elías, autores del blog marcandoelpolo.com, hace seis años que están viajando y probaron varios sistemas para poder seguir por el mundo, con la premisa de confiar en la gente, fundamental en estos tratos de persona a persona.

“Para nosotros probar CouchSurfing fue un antes y un después. Nos permitió conocer un montón de cosas. Tuvimos más de 90 experiencias, y algunas fueron mejor que otras, obviamente. Nos recibieron en casas de la India, Irán y China, entre otros países”. También trabajaron en hostales y en plantaciones en Nueva Zelanda a cambio de comida y alojamiento.

Ramiro Ramírez les saca el jugo a los beneficios de la economía colaborativa. Usó CouchSurfing, hizo carpooling y cuidó casas por el mundo. Hace tres años que no paga por alquiler o alojamiento en los lugares que visita. Y siempre que tiene la opción elige hacer dedo en la ruta o compartir un auto por tramos. Desde República Checa reflexiona: “La mayor ventaja no es lo que uno se ahorra en dinero, sino lo que cambia en tu forma de ver las relaciones. Cuando quitas el intercambio de dinero del medio, lo que queda son las relaciones humanas. De alguna manera te obliga a abrirte, a relacionarte con el otro en un nivel más profundo”.

Comer en los mercados locales es clave para ahorrar dinero en los viajes.

En los mercados locales

Comunidades que unen viajeros

Alojamiento gratuito. Varias web reúnen anfitriones hospitalarios con viajeros de bajo presupuesto que se instalan en la casa por unos días. Cada una tiene una modalidad. En algunas se juntan puntos por recibir viajeros para luego canjearlos por noches en otras casas. CouchSurfing fue la primera, pero hay otras como Bewelcome.org, HospitalityClub.org, GlobalFreeloaders.com y Cosmopolit Home. Y para ciclistas, warmshowers.org
House sitting. La propuesta es cuidar casas y mascotas a cambio de alojamiento. Se usa para estadías de un mes en adelante. Está más desarrollado en Europa, Nueva Zelanda y Australia. Se pueden buscar propiedades y cargar el perfil de cada uno en trustedhousesitters.com, housecarers.com y mindmyhouse.com
Alojamiento a cambio de trabajo. Hay varias opciones para trabajar como voluntarios (sin sueldo) a cambio de alojamiento y comida, como plantaciones orgánicas, hosteles y hasta veleros que dan la vuelta al mundo. Se puede usar HelpX, Wwoof y Workaway.
Intercambio de casas. Suele realizarse en simultáneo. Por ejemplo, una familia de Buenos Aires le deja su casa a otra de París y viceversa. Tienen que coincidir las fechas y los destinos buscados. Se puede buscar en homeforexchange.com, www.intercambiocasas.com, homeforhome.com
Comer con locales. Permite a los viajeros comer comida casera en casas de locales. En muchos casos postean fechas y menú, y suelen cobrar por el servicio. Se puede chequear Eatwith. Eatwhitalocal y Colunching. Comparto Plato, Meal Sharing.
Autos. En el rubro de traslados hay varias opciones de carpooling, para compartir auto cuando coincide el destino de dos viajeros y pagarle al conductor una suma acordada. Se puede consultar en Uber, tripda.com.ar y carpoolear.com.ar
En carpa. Campinmy garden conecta a acampantes con personas que tienen espacio en el jardín y que por una pequeña suma les dejan instalar la carpa. Especial para viajes por Reino Unido y Europa.

ANDREA VENTURA
LA NACIÓN DE ARGENTINA - GDA


Bienvenidos a Amistar y Amor!

Tags:

Esta es la razón por la que es completamente aceptable ser exigente cuando se trata de amor

@kindregards
 
 
 

No tengas miedo a decirle que no a eso que no cumple con tus expectativas.

Llegamos a una edad en la que empezamos a buscar el amor no sólo por las emociones que nos causan,sino también por los planes que tenemos para el futuro. Empezamos a querer alguien que se quedará a tomar desayuno luego de pasar la noche con nosotras, alguien que recordará pequeños detalles, alguien que no llamará sólo cuando sea conveniente. Ya no somos niños aunque tampoco somos completamente adultos, sin embargo, sabemos que hay algo más allá afuera y nos decidimos a buscarlo, a correr tras ello.

Es hora de decirle adiós a todos esos chicos que se despedían con la peor excusa de todas y aunque puede que muchos crean que esta es la peor estrategia a la hora de encontrar el amor, creo que la verdad es justamente lo contrario. Después de todo, la cantidad de personas con las que has salido no tiene nada que ver con la calidad de esas citas o posibles relaciones amorosas. Si sabes que no te gusta la persona con la que saldrás ¿para qué salir y malgastar tu tiempo? La clave está en simplemente aprender a decir que no.

 

Claramente no es algo sencillo, especialmente cuando pareces ser la única persona soltera en la faz de la tierra (hay momentos en nuestras vidas en las que todos lo creemos) y cuando crees que te quedarás sola para siempre. Pero la verdad no podría ser más diferente y comenzar a decirle que no a todo eso que no te agrada simplemente te acercará a encontrar eso que quieres y que tanto te mereces.

Dile que no a esos chicos que realmente no son tu estilo, dile que no a ese chico que no te atrae y no te sientas mal por ser ‘superficial’, dile que no a ese chico que sólo te responde los mensajes de texto de noche, dile que no a ese chico que hace bromas que te hacen sentir incómoda. Dile que no a los chicos que parecen estar más interesados en sus teléfonos que en lo que tienes que decir, dile que no a los que no logran recordar lo que acabas de decirles.

En vez de eso, date un tiempo para conectarte contigo misma, para comprender qué es realmente lo que quieres y luego dile que sí sólo a aquellas personas que te interesen realmente, sólo a esas personas con las que sepas que podrías pasar tiempo de calidad. Quizás no todas esas citas terminen en algo más, pero al menos habrás invertido tu tiempo en personas que valían la pena, en hombres divertidos e interesantes. Tu tiempo es preciado y debes hacerlo valer.

 

No vale la pena gastar tu tiempo involucrándote en situaciones en las que sabes que no quieres participar, en situaciones que sabes que no son para ti. Si hay algo que tenemos que comprender es que cuando se trata del amor tenemos el derecho y el deber de ir tras eso que nos emociona, eso que nos provoca algo, eso que nos hace sentir cosas profundas. La vida es demasiado corta para estar con personas que no te hacen feliz o que no te aportan nada. Desde hoy en adelante, dile que sí sólo a eso que valga la pena.

 


Powered by OneBigBroadcast Community Content Marketing Platform (a WebStager company) Custom Creative Design by WebStager.com